viernes, 1 de octubre de 2004

voto de tinieblas

Ella iba de tu mano, tú la agarrabas fuerte, para protegerla, las calles estaban heladas, diciembre se notaba en todas partes, en las hojas de los árboles, en las farolas, en el viento que penetraba fuerte en tu cabeza, costaba mantener la mano apretada, los dedos se abrían solos, agarrotados..y los guantes apenas servían de nada..No sabes como fue, que ella se soltó de tu mano, y se metió en medio de la carretera, justo a la salida del túnel, y viste iluminarse su ropa, por dos focos amarillos, casi rojos, sí rojos..no tuviste tiempo de nada, ni de gritar, ni de moverte, ni de llorar, solo de arrodillarte..para sentir la bofetada en la mejilla, para escuchar su último grito..Y te sentías culpable, era tu mano, era tu hija..pero la culpa fue del frío..y ahora no quieres dar la mano a nadie..Te encerraste, en ti, en el monasterio..voto de tinieblas, es como te curas..es tu defensa..la soledad..el suelo huele a tierra mojada, todo el año..son los sotanos, la humedad cala hasta en los huesos, hasta en tu mirada, que se nubla fácil, que humedece cada vez que lo piensas..y eres débil, pero te sientes fuerte tras las paredes, tinieblas, quieres ser tiniebla, piensas como una tiniebla, quieres estar, de hecho estás..pero no te ven, te ocultas, te tapas, te pueden atravesar fácilmente, y no te duele, porque hace tiempo que no sientes nada, solo tristeza, y culpabilidad..no quieres más que llorar e irte, ahora puedes llorar, vives llorando, y no tienes culpa..pero te da igual, sientes que estás sola porque el destino quiso que estuvieras así, y además te hizo protagonista de tu propia desdicha..pero si vieras algún día la luz, y supieras..que todo era mentira..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada