lunes, 15 de noviembre de 2004

entre Elenas y Anayas [10 segundos]



Hoy no eras tú, pero ojalá, me he perdido entre "creos" y "quieros", incluso entre "creo que quiero", y "quiero creer"..tan igual para mis ojos, tan distante para los demás, a medio camino entre eso que algunos llaman casa, y eso que algunos llaman vida..allí estábamos los dos en el subterráneo..primero andando yo detrás de ti, como si fueras ella, y después lado a lado en la escalera..como si los dos fuesemos los dos, yo mirando tus zapatos, de princesa, azules, claros, transparentes como el cielo, antes de volverse azul, sin calcetines, hace frío..y el pantalón apenas te pasa de la rodilla, no tiemblas, yo llevo chaqueta, y pantalón oscuro, camiseta negra, me tiembla el corazón, el frío o tú..tienes los ojos de caramelo, y yo que no tengo como inmortalizarte más que mirándote esos diez segundos, saliendo del viaje al centro de la Tierra, te miro los pies, si existe la perfección, está cerca..si existe la belleza más allá de ella, eres tú..sois tan parecidas, no sabría distinguir entre tus labios y los suyos..Yo te veo así, y me pregunto que ven tus ojos, fijos sobre mi, observando tus zapatos, porque los ojos ya los he memorizado..Te ofrezco un dulce, y eso que solo me queda uno, pero me dices que "no, gracias", sin apreciar que era el último, y de lo daba a ti..supongo que no te hace falta, porque para dulce ya está tu sonrisa, que insinúa lo que no hay, o lo que no es..pero insinúa, me deja al borde del precipicio, al caer, si abres un poco más la boca muero, no lo hagas, que hoy he hablado con ella, tres frases, pero ahora no puedo morir..entiendo algo más, pero sigo sin saber..congelas el movimiento de tus labios, y te lo agradezco, me has salvado, vuelvo a mirar tus zapatos, "¿me regalas uno?"..-pienso-, que estúpidez, con el frío que hace, sin calcetines, en medio de la nada..y ella se lo quita y me lo da, mierda..lo he dicho en voz alta, y ella se descalza para mi, pies perfectos lo sabía.."pero ahora llevame a caballito", eh..claro..¿donde vas? "a casa"..¿puedo? "si, vamos..vía cuatro, faltan dos minutos, galopa..luego descansaremos"

domingo, 14 de noviembre de 2004

jet lag

Bueno, como era previsible, hay complicaciones..y causas de fuerza mayor que impiden la regularidad desde hoy en adelante, a partir de ahora la frecuencia creo que será semanal, lo que espero que me dé mayor tranquilidad para articular bien los textos porque a veces los releo una vez colgados, y hay cambios de tiempo verbal, cortes bruscos, etc...aunque a mi me gusta que sean así de imperfectos..no sé..igual seguirán siendo como son, pero menos..no se puede saber..enfermo y enamorado, o tal vez las dos son lo mismo, bajo cero, es cuando las cosas empiezan a congelarse..la verdad, NO..no suelo coger palabras prestadas por aquí, contadas veces..pero como si ella lo escuchase..lo diré.."ahora tengo que cerrar, mi amor, mejor me voy..mi caballo no era tan veloz y lo perdí.."..alguna vez, todos lo sabremos..

viernes, 12 de noviembre de 2004

como creces

Ternura, paz, osos,
una pelota roja, que rueda sin parar,
el chupete, tus ojos azules,
el peluche, el sonajero,
cambio de pañal,
toca mamar, toca mamar,
lágrimas de cocodrilo,
la sinfonía de Mozart, quieres jugar,
el triciclo, el orinal,
un monstruo de color verde,
el babero, manchado, de tanto usar,
la sonrisa, el llanto,
el coche de policías, que se rompe al chocar,
caramelos de colores,
empiezas a gatear, a 4 patas,
a 3 patas, ¿que haces? intentas andar,
es pronto, no te apures, baby boom,
terremoto infantil, cosquillas en la barriga,
un pequeño chichón, ¡ay! que caída..
el sueño, el vaso que no se de derrama,
de milagro,
la papilla, la leche tibia,
en olla al "agua maría",
la tos, el eructo de después,
el carrito se balancea,
bailando al compás de tu madre,
te duermes, silencio,
más ternura, más paz,
el oso duerme, ya no está,
te acompaña un jaguar,
dulce y cariñoso, él tampoco sabe andar,
el cariño de tus padres,
la cinta en el pelo, en breve
agujeros para pendientes,
tu mirada perdida en las nubes,
sin saber que son algodón,
la guardería, la muchedumbre,
que gentío, lloras contra la soledad,
mamá volverá, no te apures,
los lapiceros, el papel,
dibujar..¿que es? mejor intenta pintar,
el chupete caducó, como los pañales,
¡cómo creces!..los dientes ya se te caen,
el Ratoncito Pérez,
las sorpresas, la ilusión,
las ganas de ver el mundo, crecer contigo,
los juegos, los nuevos amigos,
..como pasa el tiempo..viendo crecer un niño..

jueves, 11 de noviembre de 2004

mirándote



Te has cortado el pelo, y llevas un pendiente de más en la oreja izquierda, no te queda sitio para más, está bien, estás muy guapa, sí..estás preparando mi plato favorito, un poco de pasta con tu salsa especial de la que nunca me quisiste decir el secreto, que ahora ya sé que era el amor con el que la preparabas..Laura duerme en la habitación, con el oso que le regalamos en su segundo cumpleaños, mientras suena la cajita de música de mi abuela, con esa melodía tan suave que la ayuda a dormirse..y olvidar un poco lo que ha sucedido..es tan pequeña, no se merece esto, pero te tiene a ti, es lo que cuenta, no está solo, tú tampoco estás sola, yo te cuido desde aquí arriba, te veo cuando piensas en mí antes de acostarte, cuando repasas los álbumes de fotografías, nuestros viajes, cuando lees los mensajes que te mandaba cuando aún no salíamos juntos, lo tienes todo guardado, ordenado, limpio, como si en cualquier momento hubiera de estar yo contigo en ese sofá pidiendote la siguiente fotografía, o la última postal de nuestros amigos mandada desde cualquier rincón del mundo, pero no puedo..y sabes que nada quisiera más que poder estar contigo, y con ella, dios, la veo también, la veo crecer y jugar en el parque mientras sus amigas juegan con sus papás y su mamás, y ella no hace más que preguntarte por mi..no puedo, cuando veo eso rompo a llorar, cuando la veo empezar a andar, y caer, y volverse a levantar, testaruda como yo, con ese empeño..me gustaría cogerla, invisible, por debajo del brazo y ayudarla a dar sus primeros pasos, pero esos primeros pasos los dará sin mí, y sin mi ayuda, porque ya te tiene a tí, que le estás enseñando tan bien, ya sabe decir "mamá"..y ahora te empeñas en que aprenda a decir "papá", y no sabes como me emociona verla intentandolo..no es tan difícil, vamos cariño "pa-pá"..no falta mucho, ella aún no sabe porque falto, pero sé que te ocuparás de explicarle el motivo, cuando llegue el momento, y que entretanto le seguirás hablando de mi, y enseñándole mis fotos, mis dibujos..dios, esto es durísimo, aún no sé el porque..no puedo, a veces tengo que dejar de observar lo que hacéis, porque me entra una sensación de vacío, y de tristeza, me siento inundado por la pena, no quiero hacer nada, es un castigo excesivo..pero aguanto poco, os quiero cuidar desde aquí..También te veo a veces hablando con tu amiga Marta de cuánto me echas de menos, de cómo extrañas las conversaciones que teníamos después de la cena, de como te acuerdas ahora de las pequeñas discusiones, y los enfados por tonterías, no te sientas mal, que yo me siento peor, desaprovechamos algo de tiempo, en la vida hay cosas que se deben hacer cuando se tienen que hacer, y no hay antes, ni después, ni segunda oportunidad, pero a pesar de todo, siento que no fue tan grave, discutir es síntoma de comunicación, sino..mal iríamos..te estoy viendo ahora, oh..estás poniendo la mesa, con dos platos, sé que uno es para mi, es mi plato favorito, pones velas, el mantel de cuadros con las manchas de vino, no lo quieres lavar, se me eriza la piel viendote hacer esto, lo mejor sería que me olvidases, pero no te lo puedo pedir, porque yo no te voy a olvidar, porque te quiero, porque te extraño tanto como te quiero, te echo de menos, no poder rodearte con los brazos y apretarte fuerte contra mi, enciendes las velas, pero mis lágrimas las apagan, y tú no lo sabes..

miércoles, 10 de noviembre de 2004

díselo



No encuentro la camisa, ayudame por favor.."debajo de la silla", ah sí! gracias, los calcetines también están aquí no te apures, me visto rápido, y en un instante desaparezco, él ni siquiera lo sabrá..ha estado bien esta noche, eh! salvo por las llamadas de teléfono a las tres de la madrugada, quizás era él desde el aeropuerto antes de tomar el vuelo de vuelta, ja, o los vecinos para que no hiciesemos tanto ruido, pero ¿que más da el ruido?..si era él ya me siento peor, ya me siento más culpable..te quiero para mi..déjale..siempre dices que con él la chispa ya no está, que os estáis apagando juntos, y eso no te hace ningún bien, en estas noches de ausencias suyas estás tan radiante, tan guapa, cuando él vuelve no pareces la misma en el trabajo, siempre estás seria, agobiada, no levantas la cabeza del suelo en toda la mañana, y cuando comemos juntos no me miras a los ojos..parecemos extraños, y tú sabes que no lo somos, compartimos este cuento, estea historia de juegos de tres, y no estoy precisamente orgulloso de esto, preferiría que fuese un juego de dos, tú y yo, sin hacer daño a nadie, sin que te consumas..viendo pasar la vida a su lado, con él dices que no te falta de nada, pero olvidas el amor, ya sé que no te puedo ofrecer una casa de tres pisos, ni un BMW en la puerta, ni regalos caros, no soy él, dices que te gusto, te debo gustar por eso, te puedo ofrecer otras cosas, lo sabes, algunas las hemos vivido ya, y algunas vendrán, no lo dudes, te he prometido Verona, pero nos puede servir cualquier sitio, el Palio, algo así..no puedo darte más, este soy yo, me he buscado un trabajo para los fines de semana, no me pagan mucho, pero te estoy preparando una sorpresa, ¿me escuchas? "los zapatos..en la cortina..", sí, sí..ya los veo..bueno..me abrocho los botones y estoy listo, no lo sé princesa, hoy pareces tan fría, ¿he hecho algo mal?.."hoy es nuestro quinto aniversario de bodas..y estás aquí..y él por llegar..me siento fatal..", bueno no te apures, mañana lo hablamos en la comida, no me des un beso, guardatelos para él, espero que ya se te estén acabando..te quiero, díselo, eh!..esto no puede durar mucho más..

martes, 9 de noviembre de 2004

no volverás



Desde que te fuiste estoy muy solo..siento el frío de las noches en el cuerpo, la soledad, mi única compañera, a veces ni siquiera viene a visitarme y me olvida..Está todo tan silencioso, tan triste..creo que lo volveré a hacer, sí, voy a coger el jersey que olvidaste en el armario, y me lo pondré..me va muy justo, me aprieta tanto que me cuesta respirar, parecen tus manos..el tacto es áspero, igual no lo olvidaste y solamente lo abandonaste porque no te servía más..Pero me aprieta, me da calor en esta noche de viento silbando tu nombre en la ventana, no puedo pensar en otra cosa..en cada objeto de esta habitación estás, veo las almohadas, y te veo acostada en ellas con el flequillo tapándote los ojos, y toda tú tan suave, tan blanca, veo la cortina quemada en la esquina inferior, sí, fue ese día que fumabamos detrás de ella para jugar a ser invisibles, y flotar como el humo..la ceniza cayó y la quemó ligeramente..cosas que pasan. Te veo en el espejo, me miro, te veo, me miras, pero no estás..me ahogo..me voy a quitar el jersey, y lo pondré en la cama, a mi lado..doblado, tú eras tan ordenada, no puede ser de otra manera, no me quiero acostar, no quiero dormir porque luego sueño contigo, y me despierto entre besos de mentira, cierro los ojos y siento tus caricias, pero sigo estando solo, en esta habitación de mierda, que cada día es más gris..¿donde estarás? la verdad es que ni siquiera sé si me lo pregunto en serio, no me importa donde SÍ estás, sino donde NO estás..estas paredes, tú nombre, todo huele a ti, el libro que empecé a leer antes de que te fueras, tiene tú nombre en cada letra, no lo puedo terminar, se me hace eterno este laberinto sin salida, cuando cojo el ordenador e intento escribir..vuelvo a lo mismo, las letras, tus letras, todas las combinaciones terminan igual, lo apago, y miro tu jersey desde la silla..quizás debería tirarlo, y el libro también..pero no puedo, es mi flaqueza, la reconozco..soy débil..y el frío me mata..me dirijo al jersey como si fueras tú y le doy un beso de buenas noches, "descansa reina"..hoy ha sido un día duro, mañana también..solo me puedo consolar en cosas que fueron tuyas, que tuviste o que tocaste, porque creo que tú no vas a volver..

lunes, 8 de noviembre de 2004

estoy de paso..

Todo está tan oscuro,
estoy tan perdido, en calles desconocidas,
solo estoy de paso, no me voy a quedar,
busco el centro de la ciudad,
pero no es redonda, es abstracta,
y neutral, no hay una sola lengua,
ni un solo color, es multiracial,
una Pangea de vida, y no hay centro de la ciudad
No hay barrios,
no hay clases,
estoy de paso, pero igual me quiero quedar,
los coches duermen bastante,
y a las motos les cuesta despertar,
la gente camina, los perros también, mejor andar,

La luz no aparece,
es noche cerrada, los locales están abiertos,
nunca cierran, el mundo tampoco cierra,
no hay dolor en la ciudad, pero falta color,
hace frío, se siente la soledad,
entre tanta gente,
aún quedan secretos por encontrar,
los bares están vacíos, la playa duerme en el mar,
el estadio ya no es olímpico, porque la gente
se cansó de entrenar,
sobretodo si no viene la luz a visitarles,
porque para la oscuridad, ya tienen los parques

Los parques, son peligrosos,
solo para melancólicos, porque ayudan a recordar,
se oyen voces del ayer, que gritan,
son fantasmas del pasado,
no escuches, y estás a salvo..no dicen nada,
solo te llaman, por afición,
para matar su tiempo, aburridos de tanta calma,
intentan llamar tu atención..
para que sientas miedo y dolor

Las manzanas, dan vueltas sobre sí mismas,
y se pierden, no se encuentran,
después del 6 de la calle Calabria,
va el 12 de la Plaza de España, no busques,
yo estoy de paso, aún no sé si me quiero quedar,
dudo y vacilo por igual,
lo bueno, el concepto de mundo,
lo malo la soledad,
la melancolía poco importa, tendría que irla a buscar,
y el tiempo ya se me agota,

En diez minutos, sale el último tren,
la estación está cerca, pero cierra para siempre,
quedarme o salir, lo malo conocido,
o lo bueno por conocer,
la oscuridad de hoy, del ayer, y del mañana tal vez,
o buscar los colores que perdí en un quirófano,
quien sabe, las flores marchitan sin el sol,
y entonces lo veo claro, sin luz, no podrás venir,
y sin tí, no me voy a quedar,
cojo el tren de la medianoche vida,
y dejo a la soledad perdida,
en las vías muertas, que no han de volver a andar...


domingo, 7 de noviembre de 2004

duerme conmigo



Aún no son ni las ocho de la mañana, y la reja del colegio no está abierta..yo doblo la esquina con las pestañas aún pegadas, y veo como tu padre te deja en la puerta, aparcado en doble fila, y os despedís con un beso, ojalá ese beso fuese para mi..no tardo nada en llegar a tu lado, apenas un minuto, me sonríes..y me preguntas por el examen de hoy.."bueno, los hemos tenido peores, ¿no?"..no dudas en decir que sí, porque el de la semana pasada fue homicida..seguro que hoy nos dan las notas, y la mitad acabamos llorando..Ya son y cinco, y sale la señora Valeria a abrirnos la puerta, y preguntarnos si hace mucho que esperamos..le decimos que no, pero hace lo suficiente, como para que se nos hayan helado los dedos de las manos, y tengamos la nariz un poco roja, tú más que yo..ja..pero no importa, al menos a mí no me importa que pasemos frío si estamos los dos..y parece que a tí tampoco..Nos sentamos al lado de los árboles del patio, en el suelo..y sacamos los libros de sociales..éstos Médicis..ah..en fin que aburrimiento.."¿repasamos?"..lo último que quiero a estas horas es repasar, pero no tengo alma para decirte que no.."sí, claro.."..Te pregunto, y me respondes bien..luego tú haces lo propio conmigo, y acierto a medias..te ríes..he dicho una tontería..sí, soy propenso..jeje..te vuelvo a preguntar y vuelves a acertar..es mi turno..preguntas, y no contesto del todo mal..pero te ríes igualmente por la respuesta anterior..nos reímos, si.."jajaja" oigo el eco de esa risa, ahora..en la habitación, con el mismo frío, pero sin ti..es extraño esto de recordarte hoy sin motivo aparente..nos hacemos preguntas durante veinte minutos, hace muchísimo frío..tú lo dices un par de veces, y te pongo mi bufanda..los libros se han resfriado, y guardan reposo..están cansados..nosotros también, me preguntas si te puedes apoyar en mi hombro, "claro, descansa"..no sabes que estoy pensando que ahora, es el momento en que más cerca estaré de un ángel en toda la vida, y que te debería besar..pero Javier..uh..no le sentaría muy bien..y no puedo traicionar un amigo, soy jóven, tal vez ingenuo, y aún pienso que es más fácil que un amigo sea para toda la vida, a que una chica lo sea, y no voy a dejar que precisamente esto sea un motivo de discusión entre amigos, no ahora..Te tapo con el abrigo, tengo frío pero no te lo digo, tú cierras los ojos y descansas..tienes una sonrisa dibujada en la boca, estás bien, así y ahora..o tal vez aún te ríes de mi respuesta..el motivo no importa, la sonrisa sí..sonríes y duermes, yo pienso..quizás debería dormir..apoyo mi cabeza en tu cabeza..y cierro los ojos, no hay nada mejor que esto..nos dormimos..y el tiempo también..Al cabo del rato, abrimos los ojos, y nos están mirando todos, ya han llegado, ya es la hora de entrar..tú abres los ojos después de mi..y sonríes..a mi no me incomodan esas miradas..salvo la de Javier..eh, que más da..

palabras menos



Dices que él te ha fallado, y te digo que sí..pero no te digo que lo ha hecho del mismo modo, en que un día tú me fallaste a mí, porque te lo tomarías muy mal, y no estas para discusiones existenciales, ni pasadas, ni pretéritas..dices que te engañó, que te mintió..que jugó con tus sentimientos, y no te digo que tú también lo hiciste conmigo..Él estaba con otra, y te decía que no..y ¿acaso no nos sucedió lo mismo?..No lo sé, ni siquiera sé porque te estoy escuchando aquí y ahora..para darte la razón, porque tú siempre quieres que te den a razón, no sabes vivir sin ella, y lo peor es que muy pocas veces la tienes, pero no sabes ganar, o sea que tampoco espero que sepas perder..te estás tomando todo esto muy a pecho, ¿no crees?..Si pensaras en frío, sentirías bochorno, solo con la mera posibilidad de ser destinataria de todos los improperios que estás lanzando contra David, tú también los merecerías, pero sabes que yo no te los diré, pero no sabes que tal vez los piense..da igual..sabes que nunca digo una palbrá más alta que otra, porque nunca digo una palabra..

sábado, 6 de noviembre de 2004

vacío

Es demasiado temprano, para que esto esté sucediendo, no hace ni cinco horas que me acosté..y ya suenas despertador, no me tortures..ya voy..suerte que tengo la ropa doblada y preparada, para casos urgentes..En la ventana no hay estrellas hoy, pero es que la persiana aún duerme y no quiere despertar, yo estoy muy agotado pero igualmente emprendo la marcha hacia la estación, abro la puerta de la calle, y veo que hoy quieres llover porque no tengo paraguas, y no importa, porque quiero mojarme, necesito mojarme para no quedarme seco..ahogarme para recuperar las raíces..llego empapado, y tarde..el tren no me ha esperado esta vez, pero el banco de hierro está seco..y me siento..estúpido, pero me siento..hasta las 07:29..y el tren vuelve a venir, no sé si es el mismo de ayer, o el mismo de mañana..subo..con más pena que gloria, y la veo..tapada con una manta hasta la cabeza, y con un libro entre las manos..de vez en cuando..ella levanta la cabeza y le mira a él..que lleva gafas de pasta negras, y melena desgarbada..pero que no le hace caso..y resignada vuelve a las paginas del libro, que precisamente tratan sobre la estética..quizás está indagando en aspectos académicos, pero es más hermoso pensar que siente una atracción física, que le impide concentrarse cinco minutos seguidos..las estaciones van pasando, como sus miradas, pero a las 07:49 él se baja..y ella no levanta la cabeza para verle bajar..está perdida entre las paginas del libro..y se abstrae de todo..Cuando ya han pasado cinco minutos desde que bajó..levanta la cabeza..y mira el asiento vacío..y sonríe, como si él aún estuviese allí sentado..de hecho..el asiento aún no ha subido a su posición de cierre, por el efecto del peso del chico..y de repente, mientras ella mira feliz el asiento, éste se cierra..de sopetón..y ella deja de sonreír..como si acabara de descubrir que él ya no está..y desde ese momento..se quita la manta, y sube el cuello del jersey hasta dejarle un solo resquicio de sensualidad..que se justifica por la necesidad de respirar tras ese telón..centra su mirada en el libro, y no vuelve a levantar cabeza..Lleva unos zapatos de tacón con punta, que con su cambio de humor, me empiezan a parecer realmente peligrosos, sobretodo clavados en un corazón..y en un ataque de no curiosidad dejo de mirarla, por si decide clavarmelos en el corazón, a mí..que ya me queda poco..La verdad, es que no puedo arriesgarme..y durante el resto de estaciones no la vuelvo a mirar..LLego por fin a mi destino, subo las escalera mecánicas de dos en dos, como con prisa..hasta que llego a la universidad, tengo hambre, no he desayunado..y ella no está..y yo no sé si estoy, o para que estoy..las horas se clavan, o pasan..el cuerpo está magullado, tengo ojeras en la cara..que denotan el esfuerzo de ayer por comprenderme..sin resultados de momento..entonces llega Ella..con sus calcetines verdes con mariposas, el mismo clip, la misma pulsera, la misma sonrisa..estoy llorando por dentro, no lo niego..pasa a lo lejos, porque estamos hablando mis amigos y yo, cerca de la ventana..y solo alcanzo a verla unos segundos..el Doctor Alonso llega intrépido y puntual..y entramos..fila dos, silla uno, izquierda..es Ella..no voy a tomar apuntes, no nos engañemos..o los tomaré muy mal..esta semana solo ha venido una hora..que miseria para mis ojos tristes..pero ahora que alegría..tributos, impuestos, pulsera, finanzas, su mirada oscura, su hilo de voz..(me haré un jersey con ese hilo..y nunca me lo quitaré..oh..esto delata demasiado..pero no lo retiro), la poca distancia hoy, la mucha del resto de los días..suena el timbre..el profesor se va, mis amigos se van, ella se va..y entonces soy yo el que se queda mirando su asiento vacío..solo que estos son de madera..y nadie vendrá a ponerlo en su sitio..Y el tiempo pasa..y miro el asiento..y ella no está, pero yo la veo..que alguien me saque de aquí, por favor..




viernes, 5 de noviembre de 2004

lágrimas y tú



La verdad, uno nunca espera recibir noticias tan tristes, ni tan
trágicas entre amigos, por la sorpresa, por el estupor..te quedas
helado, y solo sientes que te miran, sientes pena, y no puedes llorar
aunque quieres, los ojos y las lágrimas hacen un amago, si, no, si,
no, SI..acaban por caer, y no puedes hacer nada, pero tampoco quieres
que te vean llorar, no por el hecho de llorar, sino por la
tristeza..por la amargura que derramas, es una cascada de impotencia y
dolor, te vas alejando, poco a poco, y te sientas al lado de un banco,
pero en el suelo, creyendo que no notan que huyes, o queriéndolo
creer, porque sabes que te siguen mirando, y que tú sigues llorando,
pero no quieres decir el porqué..sientes que algo te oprime el pecho,
que en la garganta tienes un nudo tan fuerte, que no te deja ni
respirar, ni hablar, no puedes articular palabra, tampoco tienes
palabras, ahora solo tienes lágrimas, y quieres soledad, siempre has
pensado que para llorar lo mejor es estar solo, porque es tu pena, y
es tu dolor, y ningún discurso ajeno puede consolarte, y tú madre ya
no está para acariciarte el pelo, y secarte las gotas que empapan tu
rostro..pero entonces viene ella, y te rompe los esquemas, no te dice
nada, no te mira..se sienta en el suelo contigo, y acerca su mano para
coger la tuya, su tacto es suave, te coge, pero a la vez te acaricia,
te calma como mamá, te sientes mejor, aunque la pena sigue allí, pero
has dejado de llorar, y solo piensas por dentro, triste, pero por
dentro, en lo que ha pasado..pasan muchos minutos, tal vez horas, y la
gente se ha ido marchando a sus casas, y abandonando las aulas, y ella
sigue allí, con tu mano prendida, sin pedirte explicaciones, sin
mirarte, porque sabe que no quieres que te vean así..puede que ya haga
más de dos horas, cuando decides levantarte, y ayudarla a levantar,
ella te da las gracias, y tu le dices que no, que gracias a ella, por
haberte entendido, le das un beso en la mejilla, y le sueltas la
mano..antes de iros juntos por el pasillo, sin deciros nada..

jueves, 4 de noviembre de 2004

manos de pianista



Pasa por delante de mi, una vez, y otra, y otra..es un desfile de provocaciones, sabe que estoy solo, que estoy muy solo aquí, sentado, con los puños apretados, y la chaqueta colgandome de los hombros, despeinado, desilusionado tal vez, con la mochila a los piés y mirando a la gente pasar..se está paseando por mi campo de visión, y yo no quiero verla, pero tampoco quiero cerrar los ojos, yo estaba
primero..saco un papel de la carpeta, donde tengo escritas las frases que quería decirle al profesor antes de que me expulsara..empiezo a doblar la hoja, una vez, dos, tres..hasta que no puedo más..y entonces empiezo a desdoblarlo..hasta tener la hoja otra vez abierta..entonces cojo, y la empiezo a romper en fragmentos desiguales, como un puzzle, pero sin motivos lúdicos, eran unas frases de mierda, y estoy expulsado igual..y ella sigue paseándose delante de mi..mira libros de
literatura medieval, y libros de arte..cada vez pasa más cerca, y a veces cuando pasa, me mira como sabiendo que me está poniendo nervioso, y yo no puedo hacer nada, porque no tengo donde ir, y me quedo sentado, llevo horas sentado en el mismo sitio, han pasado ancianos, niños, estudiantes, y ella sigue dando vueltas..hasta el
punto de que ya no me molesta que pasee delante de mi, tengo las manos cruzadas, y los papeles esparcidos por el suelo, y ella se para enfrente de mí esta vez, un par de segundos..es como si quisiera que le dijese algo..y no sé que decirle, llevo horas viendola pasar, pero solo me he fijado en sus manos..me está mareando esta danza concentrica..ahora mira compactos de música..puede ser un buen momento
para decirle algo..me levanto, y dejo la mochila y los papeles tirados por el suelo, cruzo el pasillo que me lleva a las canciones, y me paro detrás suyo..extiendo el brazo para tocarle el hombro, pero ella se da la vuelta antes de que la roce..y me da un beso en los labios..Al despegarlos, me dice que he tardado mucho en acercarme, y yo le respondo que me estaba poniendo nervioso ya..que solo venía a decirle que tenía manos de pianista, ella sonríe, y me da la mano..me invita a su casa, para enseñarme la quinta sinfonía, le digo que sí, claro..y
olvido la mochila y los papeles sin dudar..

martes, 2 de noviembre de 2004

corazón, no me siento perdedor

Oigo el silencio,
el viento, el río,
el murmullo secreto,
oigo tus ojos viniendo,
escucho el habitante interior,
el que no habla pero está,
el que no grita, pero duele,
el que me mata,
el que me mueve,
sigue en su lugar,
pero hace tiempo que dejó de funcionar,
es inercia, como la gravedad,
como el tiempo, como la vida,
es la pregunta,
y tú eres la respuesta,
pero no quiero preguntarle si vendrás,
él ya sabe que no,
él está triste, como yo,
lloramos, caemos,
pero seguimos en pié de guerra,
estamos hechos a prueba de un millón de balas,
cuando termine tu turno,
cuando tu pequeño arsenal suicida,
haya resultado ser, poco o demasiado,
cuando veamos el efecto de esta guerra interior,
podremos decir, con nuestras dos voces,
en voz alta, o en susurros para decepciones,
que luchamos contra ti,
y no fuimos Cesares, porque
llegamos, y no sabemos si te vimos,
porque te vimos, y no sabemos si vencimos..
porque no nos importó morir de pié,
y esta vez, por una vez, no quisimos vivir de rodillas,
porque nos dolió verte por última vez..
No sabemos nada, él y yo,
estúpidos los dos,
ignorantes,
terminamos esclavos,
de nuestro propio lema,
de nuestra propia ilusión,
pero por una vez, y no se lo digas a él,
estoy feliz, y
por una vez, no me siento un perdedor...

lunes, 1 de noviembre de 2004

cristales


Somos cristales, nos podemos romper, nos pueden romper, podemos caer, y salir ilesos, lo mismo que caer, y poblar el suelo de trocitos de dolor, clink clink..y ya no estamos, ¿rezaré por no caer?..no creo..si tiene que pasar, que pase, no importa demasiado, si hay que aguantar entero para luego caer al suelo..se aguanta y luego se cae, es el orden, aunque el desorden tampoco altera el resultado, porque todos acabaremos siendo pedacitos de este juego, fichas en el tablero, que ganan o pierden, pero que de hecho están en el tablero, y sólo por eso, algo merecieron, algún dolor, algún beso, alguna traición, y algún exceso..necesitamos corrernos el tablero antes de rompernos, porque sino nos quedará la espina del asunto pendiente, y eso no lo queremos, nos queremos romper cuando creamos que es el momento, pero a veces el momento nos quiere romper antes de lo que toca, o antes de que creamos que nos toca..da igual, esto es una historia ya escrita.
Por otra parte, a veces somos ojos, y no cristales, y tenemos complementos que nos ayudan a ver las cosas, tenemos socios y complices, pero no nos gusta lo que vemos, y queremos romper las gafas, o rompernos los propios ojos, a veces somos idiotas, o soy idiota, y lo único que había que hacer, era aprender a mirar..