martes, 27 de septiembre de 2005

en el primer tren de lejanías...

Yo tampoco diría tanto. Quiero decir, que si cerré es porque quise y solo por eso. Y porque ya nada es tan importante. Todo es relativo, relativo a ti o relativo a mi. Y no cierro porque hablasemos ayer y no te dieras ni cuenta. Lo hago porque hace tiempo que lo tenía pensado. Y cuando pienso demasiado una cosa, o la mato o me mata, y deberías entender que no puedo morir siendo un sub'21. Sería larga la lista de visitas a tus ojos, y de caramelos robados a niños pequeños, porque en todo lo gentil hay algo de malvado. Sería más larga aún la lista de disculpas que merece un marinero sin barco, y sin amarre, y muchas veces no las recibe. Cuanto miedo me da el mar, y sin embargo hoy volvería a meterme en él, como cuando era pequeño y usaba flotador.

Necesitaria algún que otro flotador, muchas caridades, y ciertas contra-adicciones para seguir escribiendo aquí. Un lugar que me fue extraño tanto tiempo, y que quince meses después se vuelve a alejar. Un exilio de los que dolerían menos, salvo porque son propios y en mayúsculas. Si no cerré antes, fue por titubeo, y por decirte las últimas cosas que deberías saber. Yo titubeo mucho, casi tanto como tus caderas. Aún tengo uno de tus acertijos en la cabeza, y sé que después de éste, no habrá más. Ya no habremos más. Ni malos entendidos, ni buenos con chaqueta de cuero. Y todo será respirar tranquilo. Ya no hablaré en la ducha con el agua a presión contra la boca diciendo "no me necesites, si luego no vas a estar". Ya no escribiré. Ya no te veré comprando mi vida en el mercado. ¡Al peso, todo al peso! Ya no habrá canciones tan tristes como tu risa enlatada en cintas de video -escuchen a Pablo Ager si pueden-, ni letras dedicadas. Volverán a existir todas las horas del día, y todos los días de la semana. Los años tendrán trece menos un meses. Y reíremos, por separado, obvio. Tendré el pasaporte siempre a mano, para viajarte. Y si algún día no puedo viajar más, desapareceré. Lo dejaré todo, como tantas cosas me han dejado a mí. Cualquier nombre de enfermedad o de flor, me valdrá. Escucharé con Malicia, las andanzas de siempre. Me mudaré de planeta, y alquilaré una playa en medio de la montaña. Será todo coherente, como siempre debió ser. Ahora que te quiero y no, que por fin "no" es algo amable, y que acaricia a las personas. Y he roto casi todo lo que tenía que romper, porque sigo siendo lento, puedo apagarme. Y brillar con las estrellas que duermen de más, y no echan de menos. Y hacer cosas ilícitas. Ahora que sé demasiado y está todo bien porque me descubres a traición. Me gusta el chocolate blanco-y-negro, como nuestros ex-rincones.

Supe que habría un momento en el que tendría que olvidarte, y no sabría CUANTO. Y en el que debería dejarnos aparte, y no sabría COMO. Todo lo que no supe entonces, lo tengo ahora en la mano. Lo mejor de todo es que ya he sido un gigante con piés de barro, y ahora soy un canijo con la camiseta sucia. Y se me empieza a caer el pelo, ¡siendo un sub'21, por dios! Ese es el problema. Que el pelo se caiga, y las hojas de los árboles se inmolen. Porque ellas no se caen, se tiran..nadie viviría al lado del mismo árbol toda una vida, o no como el primer día, porque de esos solo hay uno. Y volar, y volar, y volar. Hoy que te puedo mirar y no me duele. Que todo lo importante de la vida me cabe en una frase, y trepo por mis tejados, es cuando puedo cerrar mi amor, (y) mejor me voy..

Ya lo he aguantado todo Y una sonrisa tampoco me podría hacer tanto mal, pero a pesar de ello, te pido que no. No se escriben dos historias iguales. Encontraré otros lugares, y la decadencia seguirá vistiendo jersey de cuello alto. Al fin y al cabo, nos reímos con esto, y conjugando verbos irreverentes. Pensaba que iba a ser más ordenado en mi exposición, en este cierre de cortinas -o cortina de humo-, pero me releo, por primera vez en quince meses y no he sido ordenado. Mejor. Es el momento de las Mentiras Elegantes, de escribir las canciones de un disco que lloraremos, y no saldrá a la venta..con voces amigas e instrumentos ajenos. No doy nombres. Siempre está todo el mundo invitado a cantar, incluso los que no sepan. Yo el primero. Y sigo sin verte..

es mi angel de la guarda, el que siempre trabaja,
desde el centro del mundo recordando tu fragancia

(...)

que sople el viento por encima de los tejados más nobles,
que anestesie al pasado y los recuerdos que los borren...


mira, amor, como sale el sol igualmente, dulcemente..

y que lo malo quede para la última cena...
Buscaré mi buena estrella, la encontraré, y entonces...
fue realmente un placer, cruzarse con ustedes.
Por favor, que alguien escuche alguna de estas 4 canciones mientras lo lee, y si puede las 4. Es lo único que pido, el último tiempo que robo

26 comentarios:

  1. He elegido Cristal, por muchas razones. Primero, por Diego Vasallo y todo lo que está significando para mí. Con este texto, el tipo me ayuda a llorar, como llorabas tú una tarde bajo la ducha. Cristal, porque es una cerveza... y porque está muy lejos. Todo se aleja.

    Elijo cristal, como se elige una identidad cuando firmas en este libro de comentarios. El cristal... tan duro y tan frágil. Todo se rompe... a veces, pero es necesario.

    Lo bonito de todo esto es que uno sabe que detrás de "todo esto" tiene un amigo y que, como él, ambos tenemos un pasaporte de los que no caducan.

    Hemos aprendido a mirarnos a los ojos sin las gafas de sol, y confieso que aquí he vivido intensamente, y he aprendido que hay una melancolía, más dura y más real que la de una tarde de domingo sin sol.

    Ahora nos quedan las chicas azules y los aviones que pasan por encima de nuestras cabezas dejando cicatrices en el cielo.

    Gràcies mestre i gràcies per deixar oberts els comentaris.

    ResponderEliminar
  2. Yo escojo "Paloma" por muchos motivos, por tantas veces que la he cantado, por las veces que me rompe, por las que me romperá y las que me rompió...
    y me rompe que cierre, aunque lo entiendo, yo cerré y abri otro, así que se que volverá algún día porque si, porque si, porque si...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. paloma.
    la escuchaste por iván ferreiro? y por quique gonzález? preciosas verdad?

    tus palabras siempre consiguen moverme por dentro, un abrazo

    a partir de donde quieras, descansa

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que lo leí sin "fondo"...
    Las 4 canciones que recomendabas podrían sonar acompañando a estos pensamientos, pero al terminar de leerlo he decidido escuchar "Quedando roto" ...

    Interesante exilio el tuyo, las palabras fluyen con mucho arte...

    ResponderEliminar
  5. "Hubo una vez un camino para llegar al lugar soñado..." y creo que por fin llegaste... o al menos alcanzado esa sensación en la que todo parece ordenado a pesar de que creas q no lo has sido... el desorden a veces es racional y el caos suele dar cierto sentido... una pena que cierres tu exilio... era un rincón perfecto para dar paso a los sueños... a los golden slumbers... Espero que pronto llegues a esa parte de la canción que asoma en el texto, a eso de "voy a regresar, voy a resistir".. espero que resistas pero también que regreses... yo seguiré en el backstage... tarareando alguna vieja canción y con mis puzzles... como siempre.
    Buena suerte

    ResponderEliminar
  6. Golden Slumbers. Los beatles me han hecho llorar muchas veces. Usted me hace emocionarme siempre. En el mundial estuve a punto de decirselo varias veces. No pudo ser. Me duelen sus textos hasta límites que no imagina.
    El otro día pensaba...si alguna vez Madrid me doliera de tal manera que tuviera que abandonarla me escondería por Barcelona para que mis catalanes, malditos catalanes, cuidaran de mi.
    ¿porqué Malicia con mayúscula?

    ResponderEliminar
  7. por si había duda...aunque Cris me dijo ayer que mis palabras suenan a mi...

    el de antes era yo. Sergio xD

    que gusto da que tus palabras suenen a ti.

    ResponderEliminar
  8. Paloma, mi canción favorita. La canción que finalizó justo cuando acabé de leer.

    A veces se llega a un punto de cambio. Hoy parece que marca usted un nuevo camino o al menos, termina uno.

    Yo mañana me marcho. Comienzo nueva vida.

    Dani, gracias por dejarnos leer tus textos tan llenos de sentimientos que algunos no seríamos capaces de expresar, aunque los entendamos como podamos, sin necesidad de adaptarse a su realidad. Gracias por las noches de conversación, por las fotos, por las risas, por hablar y por escuchar. Gracias.

    Un abrazo, AMIGO.

    ResponderEliminar
  9. Triste, azul, y a la vez tan repleto de imágenes, de atardecer...Sin música de fondo, este texto es melódico sin acompañamiento.

    ResponderEliminar
  10. H eleido tu blog de forma desordenada, a rafagas, oye q es demasiado bueno. Gracias, espero noperder este enlace. Un beso. Una meloncita.

    ResponderEliminar
  11. Paloma...es preciosa, llego aquí por accidente...y me ha gustado tanto esas palabras que arrullan, que seguramente volveré.

    Un biko!

    ResponderEliminar
  12. es una pena, que este viaje haya acabado. espero que el que empieces sea como te mereces, y que alguna vez vuelvas a sentir en este blog todo lo que tantas veces has sentido y nos has hecho sentir...

    P.D. Yo tb escogi "Paloma" y por desgracia, tb vole con un solo paracaidas...

    ResponderEliminar
  13. Solo te diré esto:

    No abuses de mi inspiración,
    no acuses a mi corazón
    tan maltrecho y ajado
    que está cerrado por derribo...

    Ha sido un verdadero placer viajar por sus letras, cuídese muchisimo y diezmil abrazos MC WISS...

    Pd: también elegí Paloma, no sé porque, quizás sea que me enamora esta canción...

    MC WISS, se le quiere...
    fdo: Hugo

    ResponderEliminar
  14. Es la primera vez que entro y me he emocionado. Escribes increíble. Me has tocado dentro. No te vayas.

    Yo conozco a Pablo Ager, de conciertos de Quique González. Llegará lejos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Nunca hay que decir "últim@".
    Nunca robas tiempo: regalas.
    Nos encontraremos en otros exilios.
    Voluntarios o forzosos.
    A veces no podemos elegir.
    Gracias

    ResponderEliminar
  16. y un día decidir el silencio.

    por que la palabra nunca nos alcanza,
    por los malditos corazones con forma de globo que estallan en nuestros oídos,
    por que hay pocos que llegan desde la distancia a reencontrarse con nuestros pasados.
    por que hay vacío
    y quisimos asegurar que nada se nos cayera
    -aunque arrojamos todos los cristales-
    y a veces miramos fotos en blanco y negro
    y pareciera que con eso es suficiente

    pero a veces no.

    por eso cerramos puertas,
    sellamos ventanas,
    colgamos letreros
    "no estoy, no estoy"
    y de noche
    sentados en el pasillo
    los pies helados, las manos solas
    y alguien que pronuncia tu nombre
    y tú que callas
    que decides callar

    aún cuando sé
    que por dentro vas aullando.



    ++++++
    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Mientras te leía me he dicho: sí, esas son las palabras.
    Este es tu premio por caminar por el camino largo ydifícil de las palabras (las que escribiste aquí y en tu cabeza): un final y un principio.
    Dejando atrás todo y pudiendotelo llevar todo.
    Es más difícil dejar de amar que amar, o quizá sea más fácil, pero no queramos.
    Querer es poder.
    Podrás.
    Serás un post-21 con recuerdos y con un mañana limpio.

    Gracias por las palabras.

    ResponderEliminar
  18. "Quiero escribir, pero me sale espuma..."
    Simplemente precioso.

    ResponderEliminar
  19. Espero tus canciones en el tren de medianía, en el vagón sin puerta

    ResponderEliminar
  20. Espero tus canciones en el tren de medianía, en el vagón sin puerta

    ResponderEliminar
  21. Por si te interesa, Pablo Ager toca este sábado en Clamores y la cosa promete. A las 19h30. Un besito.

    ResponderEliminar
  22. Si tengo q elegir me quedo con paloma...xq me hace llorar y xq es la cancion q mas me ha llegado jamas...enorme el golden slumbers q algun dia destroce y enorme diego vasallo al q no hace tanto q descubri...
    Nos vemos Dani

    ResponderEliminar
  23. Y si vuelves de nuevo? no como exiliado... :)

    ResponderEliminar
  24. no puedo explicarme todavía como no había leido este texto, cuando me dijiste que lo dejabas te creí, no te pedí demasiadas explicaciones, y te comprendí y sobre todo entendí, pero no, no había vuelto a entrar aquí. Quizás por miedo a releer frases demasiado semejantes a mis sentimientos, quizás por no querer tener ganas de pedirte que escribas, y que lo publiques, y que tus sentimientos se conviertan en los míos.

    Espero con ansia tu regreso a este mundo, y ya sabes que no me refiero al blog, sino al mundo. Que podamos compartirte, y que podamos reirnos de las desgracias propias, al contrario del resto del mundo.

    Muchos abrazos AMIGO, nos vemos en Portugal, o en su país.

    Sergio

    ResponderEliminar