lunes, 8 de mayo de 2006

nobody wants to be lonely

Los niños caen por los toboganes empujados por una fuerza distinta a la de la gravedad. Gravedad es lo nuestro, que ya ni nos miramos a los ojos. Que ya ni nos queremos y no somos capaces de decirlo a la cara. Las palomas tratan de suicidarse cruzando avenidas a pié. Pudiendo volar y a pié, por cuatro migas de pan. Nosotros pasamos un hambre mucho peor, y ni siquiera nos la jugamos para sobrevivir. Recuerdo cuando volábamos. Ahora nos tornamos en pequeños desencantos personales e impersonales. Algo se nos perdió por el camino y no lo vamos a recuperar. Y ni siquiera nos la jugamos. Estamos de lado, muertos de frío en un parque de los que viven solo en invierno, para que la gente se abrace, y no nos abrazamos. Tal vez, haya formas más rápidas y sinceras de elegir un final, pero a tí te gustaba ésta..

Ahora ya nadie vuela delante de ti, y el frío somos nosotros. Y yo solo quería volar.

viernes, 5 de mayo de 2006

todo irá bien

Afuera llueve. Dentro también. Algunos intentan engañarse creyendo que esto termina porque lo dicen los números y el hombre vestido de negro. Otros pensamos que justo acaba de empezar, porque las chicas siguen doliendo demasiado y las hojas aún se suicidan. Incluso pensamos en que tal vez nos suicidaremos si dura mucho más. Después cerramos los ojos y nos mentimos. Dormimos tranquilos. No soñamos. A veces es mucho más fácil dormir que soñar, aunque prefiramos que no.
Nos despertamos entre piedras viejas, y olores pasados. Entre ropa mojada y fotografías de alguien que fuimos. Tratamos de regatearnos a nosotros mismos para no perder. Incapacidad permanente. Dibujamos un nombre al azar, y un color. Siempre dibujamos el mismo aunque nos gusta creer que no es así. Los colores, son todos los colores, los nombres también. Tienes ojos de ella, manos de ella, risa de ella. Tienes todo de ella, y sin embargo eres tú. Te da mucho miedo y me das mucho dolor. Tratamos de no confundir el amor con el placer, lo bonito con lo bello, y el sexo con los besos. Tratamos de ordenar conceptos que ya de por sí nacieron en rebeldía. Queremos ser rebeldes en esta contraciudad tan olvidada, donde todo es distancia o resaca. Donde todo está lejos o es mentira.
Pensamos en darnos a la fuga a algún lugar que no existe, en algún momento que aún no ha llegado y con algún extraño que no conocemos, porque así será todo más fácil o no será. Las alternativas, sobretodo las que se descartan al nacer, son el juego que queremos vivir. A o B. Si o No. Ahora o Nunca. Mañana o Quizás.
Entonces me dices "todo irá bien" y es solo un juego de palabras para que no duela tanto..