miércoles, 21 de febrero de 2007

exilio (y ahora resulta que todo era real)

¿Sinceramente? Ella no quería terminar debajo de aquel tren. Y no quería por una sencilla razón, y es que aun confiaba en algo. Normalmente las personas que terminan debajo de los trenes -y he conocido algunas-, no tienen mucho a lo que agarrarse, pero Elizabeth aún creía en mí. Y eso no significa que yo sea motivo suficiente para seguir viviendo, ni mucho menos. Eso sólo significa que si ella estuviera aquí tal vez me estaría cogiendo de la mano, o diciéndome que me quiere, tal vez me besaría y odiaríamos el mar.

Pero claro, en medio de cualquier lugar hermoso siempre hay una vía de tren, y eso sólo significa, que tú también puedes caer.

Todos querían algo mejor
…y yo sólo quería volver a empezar.