jueves, 13 de diciembre de 2007

Te miré a los ojos y supe que habíamos cambiado, seguramente a peor. Seguramente a peor porque ya no nos duele mirar y que no haya nada, o porque ahora siempre estamos rendidos. Seguramente a peor, que es lo mismo que ya no importarnos y que escapar corriendo. Pero eso no fue lo más importante, porque a pesar de todo te miré a los ojos..y estabas conmigo.

.

Y no te vayas nunca, porque un día cambiaremos a mejor.