domingo, 27 de abril de 2008

un pajarito cayó derrotado del cielo y aprendió a volar

Ya me he sentido otras veces así, tan pequeño. No tengo miedo y no voy a tenerlo porque sé como funciona el asunto. Al contrario, estoy contento. Es como cuando me tumbo en la playa y leo un horizonte lleno de siluetas pero solo pienso en ti. O como cuando voy en bicicleta y todo el mundo tiene prisa por llegar a algún lugar, y pitan y aceleran, y yo solo pienso en ti. En verdad es una ecuación muy sencilla, y un resultado de alterne. Suceda lo que suceda yo estoy pensando en ti. Y me gusta.
.
Otra cosa es que tenga una tendencia innata al despiste y al silencio, y a veces parezca que no va conmigo la cosa. Y que me haya acostumbrado a escribir las cosas y no decirlas, como dando por supuesto que tú entiendes mi falta de valor y de recursos.
.
Y sé que no confundes eso ni con desidia ni con remordimiento pero que preferirías que te lo dijera todo. Que mi voz, y no mis dedos hablaran por mi. Escucharme a media noche contándote el secreto de la vida, y porque de todos los amores que he tenido sólo uno lo he guardado para ti.
.
Y como sé que lo preferirías lo voy a intentar, aunque se me tropiece la lengua con el corazón, y al hablar, como al escribir, siempre puntúe y acentúe las palabras y los sentimientos más bien tirando a mal.

9 comentarios:

  1. Podría firmar al 100% el primer párrafo yo mismo, pero no tengo la capacidad para escribirlo.

    En el resto también me puedo reflejar un poco, aunque a medida que avanza el texto, ya no me veo. Pero bueno, lo importante, lo que saco es la historia universal, algo que me trae de cabeza... si es algo tan común... ¿cómo coño jode tanto?



    El párrafo final es la asignatura pendiente de la humanidad, pero el que la aprueba, triunfa. Yo estoy cansado de ir a septiembre...

    ResponderEliminar
  2. vayaya
    se encuentran muchas cosas vagando por mundos de poesía
    un beso y gracias

    ResponderEliminar
  3. Sabes? Últimamente cuando te leo siento que ya no me parezco tanto a ti como siento que me parecía antes; o me reconozco en el texto,con todos sus defectos personales, pero no en el sentido de las enmiendas que lo corrigen, y eso, a la fuerza ha de significarte una buena señal. Votaría felizmente a favor, si no fuera porque implica un compromiso, una de esas promesas que has de cumplir porque son con uno mismo.
    Con esta ventaja que me llevas, voto por ti entonces; por tus propósitos de enmienda, por tus buenas intenciones, por tus sueños, por tus fotos, por tus palabras...

    Por cierto... cinco intentonas para escribir bien la maldita verificación de la palabra. Ya ves, que yo también cometo graves faltas de ortografía.

    (Gràcies pel dimecres)

    ResponderEliminar
  4. Sin duda comparto gran parte de tus palabras, y poco a poco también trato de sacar las mías de mis labios e ir cediendo menos espacio al habla de mis manos.

    Pero egoístamente deseo que no deje de deleitarnos con las grandes frases, textos e historias que brotan de sus manos.

    Arti

    ResponderEliminar
  5. a veces parece que hablas desde dentro del corazón de los demás. o por lo menos del mío...

    Suceda lo que suceda yo estoy pensando en ti. Y me gusta.

    sólo que yo no puedo tumbarme en la playa... ojalá.

    ten cuidado con la bici, anda :)
    un abrazo desde el centro de la tierra.

    ResponderEliminar
  6. "Que mi voz, y no mis dedos hablaran por mi. Escucharme a media noche contándote el secreto de la vida..."
    yo me identifico con ella.
    navegando entre poesías te he encontrado y me has gustado ;)

    ResponderEliminar
  7. ojala alguien pensara en mi siempre.... pero ¿para que llorar si todos los dias el cielo ya lo hace por mi?... simplemente exquisitas tus palabras.

    ResponderEliminar
  8. no como hamburguesas
    pero el "más bien-tirando a mal"
    me sabe a lo que me gusta leer porque ya te digo, que yo no sé escribirlo... y a ratos mejor así.
    tengo ganas de ver qué es de ti,
    y comprobar lo que se cuentan quienes bajan de barna a madrid,
    soltando bellezas desde tu nombre.
    podrías bajarte a lleida este finde que viene, se me ocurre soltarte la proposición,
    estaríamos todos encantados
    y que no se enteren (pero un poquito más yo)
    y decirte
    que eres una pasada con los dedos.

    besos

    ResponderEliminar