lunes, 29 de diciembre de 2008

desde la habitación de al lado

A menudo te recuerdo. Pienso en lo irremediable que fue al principio acordarme de tus manos, de tu pelo, y de tantas palabras que construimos. También pienso en la necesidad de creer en los puentes, en los mares, en las nubes y en los gatos.

A menudo recuerdo la necesidad que tuve de creer en algo porque no creía en nada. No lo lamento porque me enseñó a seguir de pie y a no escapar corriendo una vez más. También supongo que fueron más el tiempo y el miedo los que me atraparon. Me podía haber pasado toda mi vida tratando de huir. Era joven y era veloz. Me aferré tanto a una magia que no existía más allá de mi sentimiento de indefensión que todos los trucos me salieron mal.

Ahora sé que nada de eso importa demasiado, y me conformo con recordar de vez en cuando que sucedió y que fue hermoso.
Con recordarte.

15 comentarios:

  1. "el que destruye un puente construye un precipicio..."

    Benjamín dixit...

    :)

    Abraçada!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta despertar con una taza de chocolate caliente en la mano y darme cuenta de que hay algo nuevo por aquí.
    No sé si este escrito será el último del año, pero me agrada saber que esto no quedó hasta noviembre, y al mismo tiempo pienso que no quedará hasta este año. Creo que tienes muchas cosas que decir y yo muchas que leer.
    Yo creo en los puentes, en los mares, en las nubes, en los gatos, en el chocolate, en la música y en lo que escribes.

    Gracias, una vez mas.
    ikrismedina@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Usted ya lo sabe pero se lo digo igual:

    -Me gusta irremediable en cursiva.
    -Me gusta la frase de los trucos que salen mal, pero no que salgan.


    Pero también he de decir que, para mí, creer en algo porque no se creía en nada es como ser un rebelde sin causa. Algo detestable. No en vano, la película la protagonizó James Dean, que lo más destacado que hizo fue morir. Y ojo que eso no fue poco... y mira que morir lo hacemos todos (un poco).

    ResponderEliminar
  4. -usté dijo hace un momento: "bueno, podemos hacer el pacto de la emoción, que consiste en llenar nuestras vidas de emoción hasta reventar".

    y yo estoy de acuerdo. xD

    ResponderEliminar
  5. Entre hace semanas en este blog, y me he quedado prendada de él.

    Es arte en estado puro. Un talento difícil de explicar a los demás.

    Qué bonito...

    ResponderEliminar
  6. Siempre vuelan a nosotros aquellos que se fueron sin ser echados... Los recuerdos son la columna del amor.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Me he quedado sin palabras...Me encanta el texto entero...Te agrego a mi lista de blogs!! =)

    ResponderEliminar
  8. Me has enamorado con tus escritos. Ayudame un poco con esto que lo encuentro bastante feo i me gustaria darle un poco de forma. Encantada, soy Aida. un beso.

    ResponderEliminar
  9. Irremediable.
    Se podria decir que las cosas que nos hacen sentir vibos siempre lo son.


    Hace siglos que te leo.
    Gracias por escribir
    :)



    A.

    ResponderEliminar
  10. pues yo me uno desde hoy a toda esta gente que te lee y te disfruta. Desde hoy eres también uno más de mis blogs favoritos, la vida tiene estas pequeñas cosas: tu escribiendo y al otro lado alguien a quien emocionas. "encantada de conocerte"

    ResponderEliminar
  11. Como se hace cuando lo único que te da fuerzas es aferrarte a la magia??

    ResponderEliminar