miércoles, 3 de junio de 2009

........................................................................................(Y todo escapa tan veloz)
.
Hay cristales rotos todavía.
¿A quién le contaste tú último secreto?.
.
.
El cine está desierto porque todos supieron que tú ya no vendrías.
(silba)

Es jueves diecisiete y es extraño, pero ya no llueve por mi vida.
La ciudad ha pensado en el exilio y yo en tu risa.
.
..............................................................................(Lárgate conmigo aquí y ahora)
.
Muchas noches han corrido tras tu sombra,
como perros siguiendo el rastro de una herida.
(desaparezcamos)
No sufras. Hasta la mejor forma de huir dejará pistas.
.
No pienses que fue triste para mi,
fui feliz tan sólo con saber que algún día existirías.

lunes, 1 de junio de 2009

El otro día ordené mis cosas y encontré tantas que ya no me pertenecen que me asusté.
.
No como un niño se asusta si se pierde en medio de un centro comercial, o como si tiene que ir al dentista a que le saquen una muela por primera vez. No como un niño que sabe que va al hospital porque su abuelo se está muriendo y se tiene que despedir, o como un niño al que sus padres llevan al parque de atracciones para decirle que se van a divorciar. No, no. No me asusté así.
.
Me asusté como un niño que se despierta en medio de la noche y no encuentra la luz ni a la persona con la que quería pasar el resto de su vida.
.
Así me asusté yo.
.
Así es el miedo que me vive desde que no estás.