martes, 29 de marzo de 2011

pequeña, bonita

.

He andado tus calles esta noche,

y repetían, bajito, nuestros nombres:

algunas sonreían de repente.

.

les he suplicado, por favor, que nos recuerden:

que en un rincón de la memoria siempre exista

tu imagen sonriendo en el barrio de Gracia,

mi lucha titánica, por ti, contra una gamba,

y la lluvia de un concierto en Barcelona;

.

que siempre haya un lugar para el recuerdo:

de todas las maletas que se pierdan,

y aquéllas que algún día perderemos.

.

que a partir de ahora tengas sitio

detrás de mis palabras favoritas,

como tiburón, círculo o cena,

y vuelva a sonreír al recordarlo.

.

y que queden pendientes nuestras deudas,

y algún día tengamos que volver para pagarlas.