martes, 22 de noviembre de 2011

estar hecho de ti

.
Sé que el frío llegará antes que mis razones y que no habrá excusas. 
 .
Cada vez que te despides dejas atrás no solo tus huellas sino también mis ganas.Yo no puedo con todo, de hecho yo nunca pude con todo. Me gusta verte por las mañanas y pensar "estás preciosa" y saber que en la incertidumbre vive el riesgo, y en el riesgo todo aquello que podemos llegar a merecer. 
 .
La vida no tiene una hoja de ruta ni nuestros nombres un itinerario que cumplir. Puede ser perfectamente que nunca llegue a pasar nada, pero también puede que sucedamos. Podemos crearlo todo. Levantarnos por la mañana y decir "vamos a crear momentos especiales"
 .
Tiene una carga emotiva muy fuerte cuando sabes que alrededor hay gente que te importa, y con suerte, gente que te quiere. Y que nada es para siempre, ni siquiera lo que te digo ni lo que te escribo. Mucha gente cree que lo entiende, pero no lo entiende, sólo lo cree.
.
Tengo la cabeza siempre a punto de estallar de palabras pero muchas veces prefiero no decir nada, porque como he reconocido muchas veces, me cuesta decir las cosas. Y si las escribo me ahorro el trance de decir(te)las y sé que lo entiendes pero no es lo mismo. 
 .
Debería tener esas palabras bailando en la boca y entonces cuando pases por delante sacarlo todo y vaciarme de ellas, quedarme sin aire, sin palabras y sin vida...pero ya me ves, siempre la cabeza a punto de estallar.
.
¿Y cuando llegue el día en que ya te lo haya escrito todo, qué? 
Tal vez entonces, por fin, empezaremos a hablar de lo nuestro.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

razones para no ser poetas

.
En tu regazo, sombrío como la escuela de un pueblo pequeño,
dormido como la noche de un tigre, y en silencio,
viajé a través del tiempo y el olvido,
y no lo lamento.
.
Coleccioné recuerdos pero te dejé en distintos frentes,
apalabradas promesas con mercaderes,
que no han de traerte nada, excepto algo de felicidad..
.
No lo di todo a cambio de nada,
empeñé mis defectos y mi única virtud en que no estuvieras sola.
Nunca sola. .
.
Ya no tengo una vida de recambio, ni un colchón en cada puerto,
ya no tengo lo que alguna vez te dije que tendría.
.
Soy hipócrita y lo sé, y eso me basta.
Aún conservo en el armario los restos de tu fe y mi cobardía.
.
En las playas soleadas de diciembre no habrá frío,
escucharás en el viento aquello que una vez inventé para los dos,
diciembre es el final de muchas cosas,
pero desde antes de llegar a ti,
de algún modo extraño y oportuno
tú ya las sabías todas..