lunes, 1 de junio de 2009

El otro día ordené mis cosas y encontré tantas que ya no me pertenecen que me asusté.
.
No como un niño se asusta si se pierde en medio de un centro comercial, o como si tiene que ir al dentista a que le saquen una muela por primera vez. No como un niño que sabe que va al hospital porque su abuelo se está muriendo y se tiene que despedir, o como un niño al que sus padres llevan al parque de atracciones para decirle que se van a divorciar. No, no. No me asusté así.
.
Me asusté como un niño que se despierta en medio de la noche y no encuentra la luz ni a la persona con la que quería pasar el resto de su vida.
.
Así me asusté yo.
.
Así es el miedo que me vive desde que no estás.

3 comentarios:

  1. ...como la sensación de una cama vacía...vacía pero que antes estuvo llena, llena de calor, calor humano, y que ahora es tremendamente fría, congelada...por mucho calor que haga...

    ResponderEliminar
  2. el vacío...el frío que te dejas al otro lado. la añoranza. el echar de menos algo (para el cual ya no eres nada) y sentir... sentir que ya se fue. que si le buscas no está. y ver millones de horizontes vacíos. sentarte delante del sofá con miles de cajas de pizza vacías de todo. y pensar en como sería la vida si estuviese. solo eso. si estuviese...

    los labios que esa noche te dijeron quédate..


    (joder... quien me ha robado el mes de abril? arghh)

    ResponderEliminar
  3. Miedo a los pisos vacíos... al vacío que se queda dentro de nosotros cuando nadie silba a nuestro lado...

    Saludos :)
    Tharsis
    http://mientrasvivimos.blogomundo.com

    ResponderEliminar