lunes, 20 de septiembre de 2010

y a veces atreverse -cuánto ruido- a no merecer un desengaño, a no mentir –esta no es mi vida-, y a desaparecer. nadie sabe –tú no estabas- que detrás de todo esto sólo quedan –las ví- cortinas de humo. vuelan las palomas mensajeras como vuela un crucigrama: ocho letras, acción de traerte a mi memoria. acción de patrullar por tu cintura –nada te asusta ya, ni los leones-. si lo dices muy rápido –puedes- no es verdad; si lo dices más rápido –podrías- tampoco es verdad. a quién le importa la velocidad -¿a quién?-. el sufrimiento era una excusa para no dejarme atrás, no pasa nada. algunas noches he vuelto a leerte entera –como se lee aquello que no se quiere perder- y el resultado ha sido el mismo. no se podía evitar y era cierto, el tiempo escapa más deprisa de lo que somos capaces de correr. queda la fe y las cosas diminutas. podríamos salir a bailar –última vez- y recordar como era aquello de pisarnos –con qué amor, con qué ternura-, o simplemente seguir disimulando –tanto monta, montó tanto- como quién no ve que le persiguen. yo ladrón, tú detective. encontrarás aquello que buscas, porque sabes conseguir lo que deseas. se volverá a empezar porque la vida ya daba vueltas –entonces- y tiene que seguir en ello. con qué alboroto recordar –ahora que aún puedo-los lunes en que me querías.

.

deseo y sé que a una –gran- felicidad sólo pueden seguirla otras mayores. y esta es mi manera de decirte –lo supongo, no lo sé- que tú fuiste la mía.

9 comentarios:

  1. Es increíble tu manera de impresionar a la gente con tus palabras.
    Vuelves cada mucho tiempo, pero tu vuelta es un regalo para todos.
    Te leo con tanta ansia que debo hacer repetidas lecturas :)
    Eso espero yo tambien, que despues de una gran felicidad, vengan otras nuevas.

    ResponderEliminar
  2. Porque siempre queda una parte de nosotros en esos otros, porque la vida es cíclica, porque los sentmientos son temporales... y porque me he acelerado leyéndote con esa velocidad que has imprimido en estas letras.

    ResponderEliminar
  3. Dejamos un cachito de felicidad en aquellos que fueron parte de nosotros en algún momento... Lo importante es superar una felicidad con otra aún mayor, que es lo que todos andamos buscando. Mucha suerte y enhorabuena, agradezco que, de vez en cuando, reaparezcas.

    ResponderEliminar
  4. Tu has sido la inspiracion de una persona a la que he querido de muchas formas y cuando reapareces parece que lo estuviera escuchando a el... Gracias por plasmar con letras lo que a veces las palabras no logran por inspirar a mi troverito.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esa forma de entrelazar las palabras, como si no pudiera decirse de otro modo, como si por cambiar algo mínimo la magia se perdiera.
    un abrazo desde mi Buenos Aires querido

    ResponderEliminar
  6. lástima que el tiempo y la felicidad es raro que vayan de la mano...

    te sigo.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno volver después del tiempo a una vieja costumbre y encontrarme con nuevas ( y siempre bonitas) palabras.

    ResponderEliminar
  8. Una amiga me presentó -digamos- tu blog, y realmente me enamoró cómo escribis, se percibe que son tus sinceros pensamientos y sentimientos.

    ResponderEliminar