viernes, 15 de julio de 2005

a veces

500x525px - 25.6 Kbytes



A veces ves a alguien, que te recuerda a alguien, que a la vez te recuerda a otras personas, y ya no puedes salir. Por eso a veces cierras los ojos para salvarte, y es en balde.

Porque a veces escuchas algo, que te recuerda a alguien, y a la vez te recuerda cosas que sucedieron hace tiempo. Entonces te tapas los oídos para creer que no podrán volver, y no sirve de nada.

Porque a veces hueles tristeza por la calle, y te recuerda a ella, que a la vez te hace recordarte a ti, y cómo eras, y como solías huir de los rayos de sol, para acabar durmiendo a la sombra de nada. Tú no usabas corbata, eras demasiado joven para ahorcarte, y yo tampoco.

Y sales a buscar alguna chica que te quiera, entre plaza catalunya y la Diagonal, y llegas solo a casa, porque siempre estamos solos, aunque no lo parezca. Esa chica no se merece una canción, ni un baile, pero los tendrá si vuelve a existir antes de cinco minutos. A ti ya nada te conmueve, bueno, solo una cosa.

Que te diga que ya no te necesita, porque ya no puede hacerte daño. Es obvio, que esto es conmovedor para ti, como lo sería la escena de una despedida en un film portugués subtitulado en italiano. Recuerdas.

Entonces piensas, hay que seguir, hay que intentarlo, es el primer paso, el segundo se improvisa. Y te prometes a ti mismo que no te volverás a perder, y que dejarás de prometer, aunque seguramente no cumplas ninguna de las dos. Tú llorarías por ella. Todo es pérdida. Y gélida también es un buen lugar para perderse. Antes de que se apaguen las luces, está claro. A veces, solo a veces..no te vayas a acostumbrar.

4 comentarios:

  1. Angel the...

    Sucede que a veces
    Disco: Naves ardiendo más allá de Letra: Ismael Serrano
    Música: Ismael Serrano

    Sucede que a veces la vida mata y el amor
    te echa silicona en los cerrojos de tu casa,
    o te abre un expediente de regulación,
    y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas.
    Sucede que a veces sales de un bar y la luz
    quema la piel de este vampiro que te ama,
    te llena la frente de fino polvo marrón-sur,
    bostezas y te queman agujetas en las alas.

    Pero sucede también
    que, sin saber cómo ni cuándo,
    algo te eriza la piel
    y te rescata del naufragio.

    Y siempre es viernes, siesta de verano,
    verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
    tormentas que apagan el televisor.
    Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
    hoy ceno contigo, hoy revolución,
    reyes que pierden sus coronas,
    verte entre la multitud,
    abrazos que incendian la aurora
    en las playas del sur.

    Sucede que a veces la vida mata y te encuentras
    solo y en este corazón no reciclable
    se hunden petroleros desahuciados y sospechas
    que provocan miopía en lanzadores de puñales.
    Sucede que a veces la vida mata y el invierno
    saca su revólver, te encañona en las costillas,
    te aterran los álbumes de fotos y el espejo,
    huele a pino el coche y el mar a gasolina.

    Pero sucede también
    que, sin saber cómo ni cuándo,
    algo te eriza la piel
    y te rescata del naufragio.

    Y siempre es viernes, siesta de verano,
    verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
    tormentas que apagan el televisor.
    Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
    hoy ceno contigo, hoy revolución,
    reyes que pierden sus coronas,
    verte entre la multitud,
    abrazos que incendian la aurora
    en las playas del sur.

    Sucede que a veces la vida mata...
    Y siempre es viernes, siesta de verano...
    Hoy ceno contigo, hoy revolución...

    ResponderEliminar
  2. a veces me llevas de paseo... o te llevo yo

    nos llevamos, claro está, o nos llevan ellas, las que tienen la voz azul, las que nos venden camisetas de rayas que van de ti a mí... con una sonrisa ante el espejo...

    o nos lleva alguien que vive con 6 horas de retraso... o adelanto... vaya usted a saber... obvio...

    dionisio cañas, paris-texas, estaciones del norte que miran al sur... trenes que se pierden con motivos, y motivos que suenan en las canciones que se comparten.

    un abrazo enorme, vale para una semana!

    ResponderEliminar
  3. alguien me dijo que hoy habia un buen post aqui.
    felices recetas de cocina y besos desde la ciudad donde el calor es directamente proporcional a su belleza.
    nos vemos en madrid

    ResponderEliminar
  4. El día que usted deje de llorar por amor llameme y lloramos juntos. El día que usted deje de escribir así llameme y escribiremos juntos.

    cloud

    ResponderEliminar