domingo, 25 de mayo de 2008

un secreto, una mentira y un violín en el tejado

Sé como hacer que todo esto termine.
En serio.

También sé como suena el sol al estallar, y como silba alguien que acaba de echar un polvo. El número exacto de veces que respiras por minuto, y el de fragmentos de cristal que quedan al romperlo todo. Tu número de la suerte, la de días y noches que he tenido que esperar para verte sonreír. A cuantos decibelios equivale tu gemir. Los pisos que tengo que subir para besarte, y los segundos que van a pasar entre que me digas que me quieres y yo sienta un escalofrío. Sé que no crees en nada que pueda desaparecer y que en la magia también. Cómo se dice querer en nueve idiomas, y cómo encender tu corazón sólo con desearlo. Las horas de diferencia entre el movimiento y el resultado, entre tus manos y mi frío.
Sé que todo esto es un viaje y nosotros pasajeros. Que somos casualidades en el momento preciso.
Que nada podrá evitar que sucedamos, si es así como tiene que ser.
Y sobretodo sé que si sueño con violetas, galletas y violines es porque algo bueno me va a suceder, y ayer soñé contigo, como en aquellos tiempos en que soñaba contigo más a menudo y comía muchas galletas, y robaba muchas violetas, y escuchaba al gato del vecino tocando el violín sólo para nosotros.
Te quiero. No es tarde. Que siga la música.

18 comentarios:

  1. Amigo Baba sule:

    QUé tremendo... viajo a tus palabras movida por las pinturas que hace tu canción... fatalmente, a veces, escuchamos armonías que nos encogen el cuerpo, y nos enseñamos maneras de amar: elegimos amar conociéndolo todo...

    gracias por tu incursión a mi blog... hacía falta ya abrir un poco los postigos de mis ventanas, porque a las palabras les tiene que dar el sol... si no se marchitan...


    un abrazo

    Pd. algunos axiomas de calamaro hacen temblar a la lógica

    ResponderEliminar
  2. Daniel, eres realmente brillante, y tu corazón está lleno de ternura. Eres una conjunción de astros, dices lo preciso en el momento preciso. Y diga yo lo que diga, no podré explicarte cómo me has echo sentir ahora mismito. Genial, quillo.

    ResponderEliminar
  3. me gusta comer haches de vez en cuando...desolée

    ResponderEliminar
  4. Sabes, me has hecho recordar lo que pretendía olvidar... y me acabo de dar cuenta de que no puedo.
    Lo que me jode que tengas razón...

    Aloha

    ResponderEliminar
  5. ¿ha explotado el sol?
    ¿se han fundido los colores fríos?

    ¿se han con-fundido los hemisferios?


    no sé, pero desde aquí
    te veo sonreír.


    yo por lo pronto la magia la guardo en el bolsillo, que hay que dar la cara y es precioso.

    ResponderEliminar
  6. "Sé que todo esto es un viaje y nosotros pasajeros. Que somos casualidades en el momento preciso."

    Me encanta esta parte de tu texto...dice tanto en tan poco :)

    Tharsis
    http://mientrasvivimos.blogomundo.com

    ResponderEliminar
  7. este finde festa
    entre violines y gatos en la noche
    pelaremos sapos
    destruiremos centros comerciales
    cantaremos bailaremos
    y nos iremos a dormir

    salud!

    ResponderEliminar
  8. y al final? no lo sé
    unos acordes muy bonitos que dan lágrimas y arcoiris

    ResponderEliminar
  9. Qué putada, es cierto, al final sólo nos quedan canciones tristes.

    [Encontré tu blog al modo-google de búsqueda de una canción, y resulta que conozco a algunos nombres que firman aquí]



    Un saludo, me gustó pasar por aquí

    ResponderEliminar
  10. Vuelves, Dani, vuelves.
    Y me sigues encantando, no te olvides.
    Te quiero mucho

    ResponderEliminar
  11. Y tu cuando piensas volver a escribir? así que me provocan tus letras

    ResponderEliminar
  12. Dani! mucho tiempo sin hablar con vos... aunque la última vez valió por todas con la noticia que me diste. Me puso muy contenta y aunque no tengo mucho tiempo y probablemente por eso no te encuentre en el msn, tengo ganas de que YA sea agosto...
    Como va la organización del viaje? contame algo, o por aca o por mail, pero manteneme al tanto!!

    Te mando un besote enorme y, como siempre sos el dueño de las palabras precisas en el momento indicado.

    ResponderEliminar
  13. más, letrado hiperocupado.
    más.

    yo voy a dejar el trabajo.

    haz tú lo mismo
    y vuelve a escribir
    todo el rato.

    ¿no? ;-)

    ResponderEliminar
  14. Acabo de descubrir tu blog y estoy alucinando! Me has dejado la piel del revés...

    Vanessa

    ResponderEliminar
  15. ¿Y si es tarde? ¿Entonces qué?

    ResponderEliminar
  16. me encanto..
    me quedo con: somos casualidades en el momento preciso.

    y... nunca es demasiado tarde..

    besos

    ResponderEliminar