jueves, 17 de mayo de 2007

say blood

Imbatible. Me sentía como los Mets la temporada sesenta y dos, y como los chicos que corren más que tú, y que precisamente por ello son mejores que tú. Corren tanto que pueden desaparecer de tu vista antes de que empieces a odiarles, y eso les otorga todas las ventajas.

Ardía la taza de café pero yo la cogía con fuerza y sabía que todo lo importante de esta vida me cabía en una sola frase, y que no iba a llegar tarde esta vez. También sabía que tú no me dejarías morir contigo, pero sí me dejarías morir por ti, y saber eso me hacía sentir como uno de esos chicos veloces. Me hacía sentir mejor que tú. Como si pudiera escapar de mi presente y de tu olor tan amarillo y exhausto.

También pensaba a menudo que esto era solo una intuición, y que en realidad yo era tu marioneta y no podía bailar si tú no movías mis hilos. Una apariencia de mi mismo, espectral. Como una cortina de humo, como una salida en falso en la final de los cien metros lisos de los Juegos Olímpicos.





Pero yo siempre supe que al segundo fallo estaría eliminado.

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Escribes increible, desde hace un tiempo no paro de leerte..

    ..pero qué difícil resulta sentirse bien al saber que no nos dejan morir con ellos y sólo nos permiten hacerlo,únicamente, por ellos..


    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sabes? lo difícil es saber que te has preparado para carrera y que por los nervios y la inseguridad(que siempre aparece cuando no debe)pierdas la oportunidad de continuar, aun conociendo las debilidades de quien está contigo...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. A veces, hasta el primer fallo nos elimina.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. hola.

    he estado hoy curioseando blogs, y he leído algunas cosas tuyas que me han gustado...ejemplo el texto de "Y tenía las manos bonitas como cuando me iba a decir que me quería" .....me seguiré pasando

    te hago un link desde mi pag si te importa me lo dices...

    bye

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con esa prosa que consigues que suene a poesía y con esos juegos de palabras que me dejan reflexionando. Me gusta como escribes, y solo tengo una pega: los mets se fundaron en el 62 :-(

    Para equipo imbatible y con gusto neoyorkino, los dodgers del 53.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Excelente, con reflexión, poética y moraleja.
    Un gusto leer tus textos.

    ResponderEliminar