lunes, 25 de abril de 2005

era esto

Mientras mis gafas de sol me miran con tirria desde la mesa porque aún me resisto a sacarlas a pasear..pienso que esto era lo que necesitaba. Sentarme en la mesa,



y pensar "quiero volar". Sigo sentado, pero ahora sé que la magia anda cerca, que lo excepcional es lo que está cerca del mar, y cerca de esa plaza que tú y yo desconocemos. Que lo perfecto, es que nunca me vas a dar la mano, nunca más, vaya. Que las preguntas seguirán donde quieran estar, y las respuestas las pasarán a buscar en coche, a la puerta de tu casa. Que ya no me necesitas. Que me quieres, pero no. Que mañana es martes, y pasado quizás. Que la capital de Francia, es Argèles, y la de Italia, Desenzano. Que aunque yo quiera que vengas, no vas a venir porque estoy por debajo del metro setenta de corazón, y eso.."no". Y los pelos se me amontonan en el flequillo en caída libre, porque ahora todo lo dejo crecer..hasta la pena. La calle es la única medicina a esta soledad, que espera ser algún día..soledad con flores.



Me pregunto si era esto lo que esperaba de la vida. Pasar de los veinte con pena y sin gloria, esperando que un nombre, y mil manos se crucen hasta decir "si quiero..hoy si". Ya ves tú. Perdona por el egoísmo si eso..Y Portugal hacia el este, solo por llevarme la contraria..tú sabes...yo a ella la quería, pero ella a mi..puede que ella a mi también..pero tú sabes..¡es tan pequeño lo que no dura nada! Y si un día me dijiste lo más bonito del mundo..y luego te fuiste..¿que culpa tengo yo? Porque eso me pesa..y dejo de volar, aunque ya de antes no volaba.



Gracias por tus tiernas preocupaciones, pero aún puedo andar, y eso era...andar..andar..aunque sin saber donde. Mierda. Discusiones sobre cuánto tarda en desaparecer lo que nunca ha existido. Cuanto tarda en borrarse el recuerdo del día de mañana. Cuanto tardarás en olvidar mi nombre, ¡y te juro que no son tantas letras! Cuando él nazca, háblale de mi, aunque sea mal. Que sepa que hubo padre, y que hay olvido. Medio confuso todo. Las estrellas pasan a ser..como tu dirías..indígenas del cielo, como yo diría..retales de neón. Y no son nada. Como tu y yo, ahora..no somos nada. Te escribo desde una noche de lluvia, que no quiero que termine ya..mojado, como..ya sabes cómo.



Y a veces me olvido de los demás, pero nunca me olvido de ti. Suerte que es momento de cerrar, tú lo llamarías huir, Toni cree que es correr..yo digo que es "punto y coma", y beba también si quiere..pero vuelva...luego vuelva porque hoy no cerramos por defunción.



Tuve que dejar la religión, porque solo creía en diosas y amigos. Y nosotros solo queríamos pastillas para estar mejor. No lo conseguimos, o no por las pastillas..es lo que yo creo. Nos sentimos grandes a veces, haciendo los gestos más pequeños. Ahora nos sentimos estúpidos, y solo queremos volar un rato más. Hoy me comí la fresa más grande del mundo. Luego ella me comió desde dentro, y estoy con el dolor en el costado izquierdo. Estoy leyendo lo último que me dijiste y me río, me río mucho, espero que me sirva para el viaje. Tú aún crees en trenes, y yo aún creo en abrazos sin billete. El revisor dirá que no..que hay que validar los abrazos, pero a mí ya me valen todos..hasta los abrazos rotos. Era esto..un placer, suerte que me voy, y no me duele..

Ya sabes que yo lo hago todo a traición..incluso quererte...como un perro

6 comentarios:

  1. Todo lo que escribes esta tan cargado de emociones??
    De tan intenso es casí doloroso...

    ResponderEliminar
  2. micorazonenlaboca@hotmail.com

    Buen viaje de ida y vuelta. Yo aquí seguiré silbando y escribiendo porque es lo único que sé hacer (aunque nunca he tenido buen oído). Tú vuelve cuando quieras que mis palabras seguirán luchando contra el espacio en blanco.

    ResponderEliminar
  3. Las teclas de tu ordenador deben sonar como las de un piano. Ayer hablábamos de los hombres de neón... entre los que figuras, Dani.

    Encontrarse en esos textos y verse en todas las fotos de tu exilio compartido no nos deja indiferentes. Nos transforma en algo que no sabemos qué es, pero que, aunque nos duela, nos gusta...

    "es tan pequeño lo que no dura nada!".

    un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  4. señor...le miro a usted, le miro por dentro a través de sus palabras y me veo a mí mismo hace 4 años. Cada una de sus palabras son cada uno de los latigazos que sentía por aquel entonces. El desamor une corazones rotos.
    Cuando ella me dejó dejé crecer mi pelo...y aún hoy llevo melena. ¿síntoma de rebeldía? xD No lo creo.
    Animo señor, que se que se avecinan examenes. Suerte.

    cloud

    ResponderEliminar
  5. Preciosa la foto del niño con los brazos sobre el rostro...

    Me encanta este blog, escribes genial Dani, eres el verdadero crack, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Angel theangel:

    Pienso...luego vuelo
    me apunto a esa propuesta que hiciste en mi blog...
    saludos Don Daniel y un abrazo

    ResponderEliminar