jueves, 14 de abril de 2005

todavía tú



Al lado del puente, juegan niños que aún desconocen la maldad, la miseria y la gravedad, desconocen cuanto hay que desconocer para vivir tranquilos, y pisan las flores, sin pensar que tú tienes ojos de flor, y que me olvidas. Yo no sé si te puedo olvidar, no sé que derecho tengo a ello..pero tengo derecho a guardar silencio, eso es seguro, porque calladito estoy más mono. La verdad es que hace tiempo que no me encuentro, y hace más tiempo aún que no me vienes a buscar, y quizás por ello me dejé hasta tal punto, que nunca más supe de mi. Ahora, hoy..hoy no soy yo..no me conocerías...cuando me dijiste "adiós" abrí la boca y cogí todo el aire que pude...tanto como para no respirarte en dos años..y hoy te veo..y tu perfume de traidora exquisita de primera calidad, penetra en mi cerebro, tal y como antes lo hacía tu saliva en mi garganta.

Hoy no quiero querer(te), hoy no necesito flores..

Los niños siguen jugando, cerca del puente dos enamorados se besan y me miran..sé que me odian por no mirarles, por no querer ser beso, ni querer ser eso..luego me voy a casa a mirar tus fotografías, y ellos, creo que se suicidan..

3 comentarios:

  1. Nas nanu, regreso a lo grande, veo que usted nunca baja el liston, y me alegro, espero seguir leyendo cosas suyas...

    Ayer pase por un puente...

    ResponderEliminar
  2. señor, el amor es el único sentimiento que puede transformarnos...aunque sea desamor. Me alegra mucho su regreso. Me emocionó el texto.

    "y hoy te veo..y tu perfume de traidora exquisita de primera calidad, penetra en mi cerebro, tal y como antes lo hacía tu saliva en mi garganta. " Esta parte, demoledora.

    Animo amigo, le necesitamos, a usted y a sus ideas impresas.

    ResponderEliminar
  3. donde pone traidora, iba otra palabra, pero pasados dos años, todo se diluye y no vale la pena..

    ResponderEliminar