sábado, 7 de agosto de 2004

La camarera de la masía (La Masía)

Sábado 7, no se puede decir que haya estudiado mucho hoy..a mi la UE me mata, algunos lo sabían, otros lo saben ahora..Hay 11 personas en casa, esto es un tumulto, yo aquí no puedo estar...un tal Jesús Cutillas, diría "cuanta presión, cuanta presión.." yo digo que hay que salir un poco de este ambiente opresivo, estas cuatro paredes, esta reunión de voces, que solo hacen que gritar, y me llegan a irritar en cierto modo, esas prisas...(¿prisas yo?), ese no encontrar las cosas en su lugar al levantarse, desde luego yo me voy..11 personas en casa, y me he ido solo a comer al bar del pueblo, son familia las 11 personas, que nadie crea, pero son demasiadas para estar todos OK...las discusiones de sobremesa, de política, de economía, de fútbol..se hacen eternas, y no estoy para eternidades, me tengo que tumbar de vez en cuando..a otro ritmo. Pues como digo, me he ido al bar-restaurante del pueblo, con 5€ de mierda, sin saber para que daban, ha sido mejor que un McDonald's, lo juro...Lomo con patatas y agua, 3,5€..y feliz, me he sentado solo en una mesa de dos, y el resto del restaurante estaba lleno de comidas familiares (con más de 11 personas todas)..gritos, algaravía que no era hoy para mi, estruendo, platos por el suelo, niños llorando...he elegido un mal día para irme a comer solo, porque he comido demasiado acompañado (mejor solo que mal acompañado, diría..)..un sábado..demasiado despistado..Pero no todo ha sido malo, nada más llegar, ya he visto que mi camarera favorita estaba de vacaciones, lo cual me ha provocado una doble decepción inicial, junto con la muchedumbre que me he encontrado..pero luego, ha venido una camarera distinta, rubia, piercing en el labio (a mi estas modernidades no me van, pero he de decir que la sensualidad era máxima), ojos claros, no sé si azules, porque no he tenido oportunidad de mirarlos bien, y media melena, no engaño a nadie, guapa no era, pero a mi humilde criterio, le ha encantado..el restaurante estaba muy lleno, como para hacer demasiado caso, a una mesa individual, y la verdad, me han atendido con toda la calma del mundo, lo he entendido, no tenía prisa, más bien tenía pausa, me llevé un papel y un boli, porque siempre conviene, y he esperado, cuando me ha venido la camarera a darme la carta de los postres, sin querer ha tirado la copa (es lo que tiene Sant Sadurní, bebas lo que bebas te ponen copa de cava..al menos en La Masía..) con el agua, y se ha mojado todo..all right, no me ha importado, lo mejor ha sido que he cogido una servilleta para secarlo, y ella también..y lo hemos secado juntos, y me ha tocado la mano..nos hemos tocado las manos vaya, ella sin querer..yo..tal vez queriendo, ha sido ese contacto de un segundo, furtivo, salvaje, un placer..hacía tiempo que una chica no me tocaba la mano, aunque fuera accidentalmente..he vuelto a sentir esa emoción infantil de tocarte baby, porque tú eras ella, hoy, pero no estabas..el día poco más..pedí la cuenta, propina de 1€, por alegrarme el corazón sin saberlo, y vuelta a casa, bajo un sol de justicia, y a través de las viñas de mi pueblo..con un ligero despiste (¿despistado yo?..), que me ha hecho tardar 15 minutos más..en llegar. Cinco horas fuera de esta selva de casa, all alone, un placer. Un día más vivido que existido. Gracias a ella.

2 comentarios:

  1. con vivencias asi, el estudio debe olvidarse. Sé que no piensa lo mismo (su responsabilidad lo azota), pero esto estâ bien.
    Perderse, irse, comer solo, ver como comen otros. Alguien me contô (un australiano se lo contô a quiên me lo contô) que viajaba alrededor del mundo solo para saber como se tomaban los tenedores y cuchilos en los diferentes lugares. historia absurda. pero de tanto exceso, solo queda divertirse en las cosas simples. de tanta masa, mejor ser uno. aunque duela el sol, el dinero, y el calor...

    ResponderEliminar
  2. Esos días, no me duelen, me faltan...casi el mejor de las vacaciones ha sido...después de hoy (10 de agosto...), a ver si tengo tiempo de escribir la historia de fresa, hoy...sino mañana...

    ResponderEliminar