domingo, 7 de noviembre de 2004

duerme conmigo



Aún no son ni las ocho de la mañana, y la reja del colegio no está abierta..yo doblo la esquina con las pestañas aún pegadas, y veo como tu padre te deja en la puerta, aparcado en doble fila, y os despedís con un beso, ojalá ese beso fuese para mi..no tardo nada en llegar a tu lado, apenas un minuto, me sonríes..y me preguntas por el examen de hoy.."bueno, los hemos tenido peores, ¿no?"..no dudas en decir que sí, porque el de la semana pasada fue homicida..seguro que hoy nos dan las notas, y la mitad acabamos llorando..Ya son y cinco, y sale la señora Valeria a abrirnos la puerta, y preguntarnos si hace mucho que esperamos..le decimos que no, pero hace lo suficiente, como para que se nos hayan helado los dedos de las manos, y tengamos la nariz un poco roja, tú más que yo..ja..pero no importa, al menos a mí no me importa que pasemos frío si estamos los dos..y parece que a tí tampoco..Nos sentamos al lado de los árboles del patio, en el suelo..y sacamos los libros de sociales..éstos Médicis..ah..en fin que aburrimiento.."¿repasamos?"..lo último que quiero a estas horas es repasar, pero no tengo alma para decirte que no.."sí, claro.."..Te pregunto, y me respondes bien..luego tú haces lo propio conmigo, y acierto a medias..te ríes..he dicho una tontería..sí, soy propenso..jeje..te vuelvo a preguntar y vuelves a acertar..es mi turno..preguntas, y no contesto del todo mal..pero te ríes igualmente por la respuesta anterior..nos reímos, si.."jajaja" oigo el eco de esa risa, ahora..en la habitación, con el mismo frío, pero sin ti..es extraño esto de recordarte hoy sin motivo aparente..nos hacemos preguntas durante veinte minutos, hace muchísimo frío..tú lo dices un par de veces, y te pongo mi bufanda..los libros se han resfriado, y guardan reposo..están cansados..nosotros también, me preguntas si te puedes apoyar en mi hombro, "claro, descansa"..no sabes que estoy pensando que ahora, es el momento en que más cerca estaré de un ángel en toda la vida, y que te debería besar..pero Javier..uh..no le sentaría muy bien..y no puedo traicionar un amigo, soy jóven, tal vez ingenuo, y aún pienso que es más fácil que un amigo sea para toda la vida, a que una chica lo sea, y no voy a dejar que precisamente esto sea un motivo de discusión entre amigos, no ahora..Te tapo con el abrigo, tengo frío pero no te lo digo, tú cierras los ojos y descansas..tienes una sonrisa dibujada en la boca, estás bien, así y ahora..o tal vez aún te ríes de mi respuesta..el motivo no importa, la sonrisa sí..sonríes y duermes, yo pienso..quizás debería dormir..apoyo mi cabeza en tu cabeza..y cierro los ojos, no hay nada mejor que esto..nos dormimos..y el tiempo también..Al cabo del rato, abrimos los ojos, y nos están mirando todos, ya han llegado, ya es la hora de entrar..tú abres los ojos después de mi..y sonríes..a mi no me incomodan esas miradas..salvo la de Javier..eh, que más da..

2 comentarios:

  1. nas nen...pfff que gran texto, como siempre...juegos de niños, tal vez ingenuos, no se... solo quiero que duermas conmigo, que apoyes tu cabeza sobre mi hombro... lo dicho noi, muy bueno...

    fdo:hugo, homeeeee

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso lo que escribiste. Me llevó a mis tiempos de estudiante y siento que es una caricia al alma. Gracias.
    Me encantaría haberlo escrito yo!

    Beryl

    ResponderEliminar