jueves, 11 de noviembre de 2004

mirándote



Te has cortado el pelo, y llevas un pendiente de más en la oreja izquierda, no te queda sitio para más, está bien, estás muy guapa, sí..estás preparando mi plato favorito, un poco de pasta con tu salsa especial de la que nunca me quisiste decir el secreto, que ahora ya sé que era el amor con el que la preparabas..Laura duerme en la habitación, con el oso que le regalamos en su segundo cumpleaños, mientras suena la cajita de música de mi abuela, con esa melodía tan suave que la ayuda a dormirse..y olvidar un poco lo que ha sucedido..es tan pequeña, no se merece esto, pero te tiene a ti, es lo que cuenta, no está solo, tú tampoco estás sola, yo te cuido desde aquí arriba, te veo cuando piensas en mí antes de acostarte, cuando repasas los álbumes de fotografías, nuestros viajes, cuando lees los mensajes que te mandaba cuando aún no salíamos juntos, lo tienes todo guardado, ordenado, limpio, como si en cualquier momento hubiera de estar yo contigo en ese sofá pidiendote la siguiente fotografía, o la última postal de nuestros amigos mandada desde cualquier rincón del mundo, pero no puedo..y sabes que nada quisiera más que poder estar contigo, y con ella, dios, la veo también, la veo crecer y jugar en el parque mientras sus amigas juegan con sus papás y su mamás, y ella no hace más que preguntarte por mi..no puedo, cuando veo eso rompo a llorar, cuando la veo empezar a andar, y caer, y volverse a levantar, testaruda como yo, con ese empeño..me gustaría cogerla, invisible, por debajo del brazo y ayudarla a dar sus primeros pasos, pero esos primeros pasos los dará sin mí, y sin mi ayuda, porque ya te tiene a tí, que le estás enseñando tan bien, ya sabe decir "mamá"..y ahora te empeñas en que aprenda a decir "papá", y no sabes como me emociona verla intentandolo..no es tan difícil, vamos cariño "pa-pá"..no falta mucho, ella aún no sabe porque falto, pero sé que te ocuparás de explicarle el motivo, cuando llegue el momento, y que entretanto le seguirás hablando de mi, y enseñándole mis fotos, mis dibujos..dios, esto es durísimo, aún no sé el porque..no puedo, a veces tengo que dejar de observar lo que hacéis, porque me entra una sensación de vacío, y de tristeza, me siento inundado por la pena, no quiero hacer nada, es un castigo excesivo..pero aguanto poco, os quiero cuidar desde aquí..También te veo a veces hablando con tu amiga Marta de cuánto me echas de menos, de cómo extrañas las conversaciones que teníamos después de la cena, de como te acuerdas ahora de las pequeñas discusiones, y los enfados por tonterías, no te sientas mal, que yo me siento peor, desaprovechamos algo de tiempo, en la vida hay cosas que se deben hacer cuando se tienen que hacer, y no hay antes, ni después, ni segunda oportunidad, pero a pesar de todo, siento que no fue tan grave, discutir es síntoma de comunicación, sino..mal iríamos..te estoy viendo ahora, oh..estás poniendo la mesa, con dos platos, sé que uno es para mi, es mi plato favorito, pones velas, el mantel de cuadros con las manchas de vino, no lo quieres lavar, se me eriza la piel viendote hacer esto, lo mejor sería que me olvidases, pero no te lo puedo pedir, porque yo no te voy a olvidar, porque te quiero, porque te extraño tanto como te quiero, te echo de menos, no poder rodearte con los brazos y apretarte fuerte contra mi, enciendes las velas, pero mis lágrimas las apagan, y tú no lo sabes..

2 comentarios:

  1. nas nen....bueno, solamente decirte que es uno de los textos más bonitos que he leido Daniel... Casi me haces llorar...llorar de vez en cuando es bueno...no??...
    lo dicho, impresionante...

    fdo:Hugo, homeee....

    ResponderEliminar
  2. angel theangel:
    no me puedo pasar a diario por aquí, desde el trabajo no se porque los blogs de este dominio no los puedo visiar y cuando llego a casa, no me apetece nada encender el ordenador, así que paso una vez por semana y leo todo lo que usted va dejando...
    como siempre muy emocionante.
    UN ABRAZO MAESTRO

    ResponderEliminar