sábado, 11 de septiembre de 2004

98

99

3 comentarios:

  1. los nombres. si, son ellos, sin duda. no las palabras, los nombres los que quedan. Y cômo lo pronuncia, como lo suelta, boca, lengua, labios. un nombre. no olvide el nombre; no lo recuerde tres años, vîvalo, si se puede, a diario.

    saludos. aqui estamos. charly viaja conmigo, le quiere hablar:

    "el sueño de un sol y un mar y una vida peligrosa* cambiando lo amargo por miel y la gris ciudad por rosas* te hace bien, tanto como hace mal, te hace odiar, tanto como querer y mâs * cambiaste de tiempo y de amor y de mûsica y de ideas * cambiaste de sexo y de dios de color y de fronteras..........""""" para mi y para el que quiera ahi tiene viernes 3am/////

    y ahora qué?

    ResponderEliminar
  2. ahora, tiempo...y que no trabaje tanto ella..que pase más..que haya tenido suerte..la que le deseé y más..y que vuelva..¡buena canción!..gracias

    ResponderEliminar
  3. Cuántas veces nos cruzamos con alguien por la calle (chico o chica, da igual) y se cruzan las miradas de una forma especial...
    Siempre me he preguntado por qué esa química entre extraños... y qué pasaría si olvidásemos el "qué dirán", lo "socialmente correcto"...y nos atreviéramos a hablar con esa persona aún sin conocerla de nada...sólo dejándonos llevar por esa química, esa energía que hemos notado con la mirada...

    Quizá por culpa de esos formalismos hayamos dejado pasar a mil y una personas que hubieran calado hondo en nuestras vidas...una gran amiga, un gran amigo...o ¡quién sabe!, quizá el hombre de nuestra vida...

    Saludos!
    MERCEDES

    ResponderEliminar