domingo, 19 de septiembre de 2004

Luces de persiana

Duermes,
tranquila, feliz,
no piensas en nada,
aún menos en mi,
solo duermes,
te has cansado de soñar despierta,
y ahora descansas, para siempre,
toda una vida de recuerdos pasan,
desordenados, pero acompasados,
tu infancia, tu primer beso,
tu enfermedad, tu tatuaje secreto,
nuestro último adiós,
nuestra primera vez, tal vez,
nuestra segunda también,
tu escuela, los amigos,
el libro que te regalé,
nuestro viaje, la noche de San Juan,
el equipaje perdido en un país singular,
mis miradas,
nuestros gestos de complicidad,
la canción de amor que te escribí,
el carné, el bloc de cuentos para no dormir,
la lluvia de estrellas, en lo alto de la montaña,
la primera mentira, y la segunda,
el diagnóstico, de un agnóstico cruel,
la vida que se iba,
los recuerdos cada día más debiles,
el dolor, físico y mental,
el tormento de saber que el tiempo se agota,
mi rabia, mi impotencia,
tu dolor que crecía,
mis lágrimas perdidas en ningún lugar,
los médicos, luchando contra el mal,
el juramento hipócrita de Hipócrates,
las últimas oportunidades,
tus frases al oído, dandome tranquilidad,
el invierno más frío y más largo que recuerdo,
las gafas rotas, el alma también,
de tanto buscar el remedio para esto,
el abandono, de todos,
mi abandono de mi mismo, pero tú siempre al lado,
mi mano, tu mano,
apriétala fuerte, si aún puedes...
no te vayas, tengo miedo a la Soledad,
no me dejes, me voy contigo,
la lluvia en el cristal,
empañándolo,
tu dedo febril, dibujando un corazón,
tus ganas de vivir,
mi maleta de ilusiones infantiles,
solo para ti, llevatela, donde vayas,
las lágrimas que me visitan otra vez,
ya ves, soy un sentimental,
pero duele saber que nunca más volverás..
mi egoísmo, tu altruísmo,
mi sobriedad, tu cariño..
no te vayas..
ya te has ido..con la luz de la persiana..

Te quiero



2 comentarios:

  1. De fertilisimo ingenio, de copiosa inventiva, sin que se advierta en sus poesias asomo de intención o plagio, de personalidad inconfundible hasta ser creador de una manera y de un estilo, en que fracasarian siempre sus imitadores, aporta como a todas sus cosas una originalidad, una manera peculiar suya. Aunque no dire yo que esta es la mejor poesia de Dani. ¡Dios nos libre de los autores que tienen su mejor obra! Con Dani, como en todo autor fecundo, no hay poesia mejor; todas forman un conjunto y todas van selladas de su intensa personalidad. De Dani Martin, guardo muy gratos recuerdos, y uno menos grato, el de nuestro último partido de futbol, y es que muy a mi pesar y como buen portero que es no estaba muy por la labor de que metiese algun gol para regocijo de alguna niña que me animaba (que ademas estaba de muy buen ver). Ah! Y no creais lo que dicen las malas lenguas, que Dani es tan vigoroso como paquetudo, asi que chicas ya sabeis, no dudeis en mandarle vuestras fotos acompañadas preferiblemente de un número de teléfono. No os arrepentireis

    ResponderEliminar