viernes, 24 de septiembre de 2004

sin saber

No sabes leer,
no sabes escribir,
ningún libro vino a darte clases,
sobre cómo ser feliz,
has estado sola, como nadie ha estado
en el mundo (conocido),
has llorado a mares, y has naufragado,
en esos mismos mares,
nunca te quiso nadie, te repudiaron al nacer,
fuiste hija de un esclavo ambulante,
y de una sombra de mujer,
y eres la niña triste, que el destino quiso,

Los años pasan en tus párpados,
pesan en tu retina de coral,
y tus pupilas, siguen presas,
de las pesadillas del ayer,
que aún te hacen mal,

No tienes para comer, apenas duermes,
vendes caricias a solitarios, que se han dado por vencidos antes de perder,
a socios de botellas vacías, y a corazones arruinados,
que nunca tuvieron una segunda oportunidad,
y sin embargo sonríes -tímidamente-, una sonrisa postiza o ficticia,
pero sonríes, y te hace bien, te queda bien,
la sonrisa frágil de cristal..

Das todo el amor que puedes, en tiempo record,
pero no sabes querer, porque nunca te lo pidieron,
querían cuerpo y deseo, pero ignoraban del sentimiento,
y ahora te queda el miedo, de saber,
que nunca nadie te quiso, y tú no pudiste aprender..

1 comentario:

  1. Buenas Baba. Parece mentira como nos has estado engañando a todos; pensábamos q te conocíamos y ahora descubrimos q tienes aficiones tan raras como la de escribir XD.
    Debe ser común entre los colchoneros, porq a Sabina tambien se le da bien. El tambien veía a las putas como las mujeres mas solitarias del mundo. Algun dia deberiamos agradecerles lo mucho q hacen por nosotros.

    ResponderEliminar