miércoles, 29 de septiembre de 2004

para vivir me hacen falta tus pupilas..

Los nuestros, siempre fueron domingos de sábanas pegadas, y café a las 12. A medida que se acercaba el fin de año, cada vez nos levantábamos más tarde, dormíamos menos, otoño se notaba en las paredes, que caían sobre nuestros cuerpos, hasta oprimirlos, y el invierno, siempre tan duro, cada vez más frío..nos hundía bajo los edredones. Las noches de sábado, empezaron siendo noches desenfrenadas, de amores de veintitantos años.., y acabaron siendo largas charlas, sobre nuestras vidas, sobre el trabajo, el amor, los niños, parafraseábamos a los grandes de nuestra época, pero seguíamos siendo pequeños, y además, no había muchos a los que parafrasear, la crisis de los cincuenta, nos cogió con pocos años de diferencia, somos iguales en casi todo..dos libras libres. Hacíamos filosofía barata con la última copa, a las 3 de la madrugada.."la felicidad es.." , "el tiempo pasa.." ..todas las frases eran inconexas, cortadas, ninguna decía la verdad, ninguna mentía..por ende..eran frases útilmente inútiles, que llenaron los despertares de nuestros últimos años de vida..nada importaba, solo el tiempo que visitaba urgente, el declive físico con acuse de recibo, el ocaso de la enfermedad, pero seguíamos juntos, y acaso eso era lo más importante, lo único que verdaderamente nos preocupaba era resistir..El único reproche que podemos hacernos, fue perder la ilusión..¿cuando fue que nos hicimos tan mayores que dejamos de soñar? o en el mejor de los casos..¿cuando fue que dejamos de contarnos nuestros sueños?..cada vez, dormíamos menos, no había tiempo para todo..pero aún sin hablar de ello, seguíamos soñando..hubo un tiempo en que solo hablabamos de volar..volar, volar, volar..abre tus alas..Se nos ha pasado la vida en un suspiro, y te quiero como el primer día o más..sé que puedo decir lo mismo de ti..me quieres tanto como la primera vez, y eso que ya perdimos la cuenta..y no pagaremos..Solo fue, que olvidamos seguir hablando de volar..de la libertad de ser nosotros y el viento..y al final no volamos, pero hemos sido felices, te quiero, te quiero, te quiero..y esto no es un reproche, no cambio nuestra vida, por unos siglos vuelo..aunque sabes que me hubiera gustado, dar la vuelta al mundo contigo, solo por estar en todas partes, y que el mundo hubiera sido una vulgar coartada..Resulta que la vida ya la pasamos juntos igual, nueve décadas de vida..nos conocimos a mis veinticuatro, y tus veintiseis, siete décadas de amor..y estamos..aquí, tumabados en la cama, un 1 de octubre, a las 12, sin ganas de tomar café, con las pastillas en las manos..enfermos, y un poco cansados de tanta patada..Hoy nos vamos..juntos, como hubieran firmado en la fábula del sauce..lloraremos juntos, pero no nos separaremos..apretemos las manos, un último beso para aliviar el dolor, el de no saber si hay algo más allá, donde podamos seguir como hasta ahora..un, dos, tres..."te miro, y te confieso, que he puesto rumbo al cielo..sonrío, espero..contigo..el color de la brisa, deja que sople el viento..navego seguro..me pierdo..me quiero quedar aquí..el resto de mi vida..perfilando tu cuerpo..sin duda lo mas tierno, dormida entre mis brazos, no sabes..que velo..tu sueño..toma todo mi tiempo, y congela este momento, no importa si muero..aquí dentro..me quiero quedar aquí.."

3 comentarios:

  1. Seguramente haya tiempos verbales inconexos, y falten accentos, y comas..puede que sobren puntos suspensivos..las prisas..la lentitud de la máquina, mi propia lentitud..Baba & 8,9 kbs today

    ResponderEliminar
  2. para vivir si que hacen falta cosas...pero ellos lo tienen todo.....excepto una cosa necesaria: la imperfeccion. el amor perfecto no dura, ni deberia o no existe verdaderamente. en la medida que todo se quiebra tiene sentido, aunque duela. el placer es la carcajada que se da el dolor cuando se cansa de ser y se toma un clonazepan. lo hace poco, pero lo hace.

    reviso internet...solo somnolencia..alcohol y pastillas no hacen muyyy mal. o me equivoco, pero da igual..siempre hay lugares donde caeeer....y caemos.

    ResponderEliminar
  3. No te hostigues tanto, que puntos suspensivos, que comas. Escribís lindo y llega al corazón. Lo demás es secundario.

    Beryl

    ResponderEliminar